Buscar

Próximo gobierno de El Salvador sin mayoría en el Congreso

AFP
19/01/2009 - 20:32

Independientemente del color que tenga el próximo gobierno que salga de las urnas el 15 de marzo en El Salvador, tendrá que gobernar con alianzas, ya que ningún partido ha alcanzado mayoría en el Congreso que surgió de la elección del domingo.

Según los resultados preliminares anunciados por el Tribunal Supremo Electoral (TSE), la ex guerrilla Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) está surgiendo como la fuerza más votada, con alrededor del 46,3% de los votos, pero los 37 diputados que obtendría se quedan muy por debajo de la mayoría en el Congreso unicameral de 84 diputados.

Por su parte, la gobernante Alianza Republicana Nacionalista (ARENA, derecha) conseguía alrededor del 36,5%, lo que en el sistema proporcional de votación le dará unos 34 escaños, según cálculos de la prensa local.

El resto, unos 13 escaños, quedarán en manos de otros cuatro partidos minoritarios que se convertirán así en actores imprescindibles para la gobernabilidad.

Se necesitan 43 votos para aprobar decisiones que requieran mayoría simple y 56 votos para la mayoría calificada, por lo que en este caso, será necesario el concurso de todos los partidos, incluida la principal fuerza de la oposición.

"Es notorio que ningún partido tendrá un control en el Congreso, eso llevará a que tanto los mismos parlamentarios y el gobierno resultante de las elecciones presidenciales se sienten a dialogar para ponerse de acuerdo en temas de país", dijo a la AFP el procurador de Derechos Humanos Oscar Luna.

Para Luna, será "vital" que el próximo gobierno logre "un entendimiento" con "todos los partidos, indistintamente de su color".

El próximo presidente saldrá de la urnas el 15 de marzo de entre dos candidatos: Mauricio Funes, por el FMLN, y al que los sondeos le dan ventaja sobre su rival de ARENA, Rodrigo Avila.

En caso de que ninguno consiga la mitad más uno de los votos, la presidencia se dirimirá en segunda vuelta, el 19 de abril.

"No es difícil imaginar" que en la nueva legislatura "será prioritario la toma de decisiones por acuerdos", dijo por su parte Janet Aguilar, directora del Centro Universitario de la Opinión Pública de la Universidad Centroamericana.

"En la práctica eso es sano, pues se asegura la verdadera práctica de la democracia, no es sano que un partido tenga en su mano la toma de decisiones", agregó.

Para el analista político Alfredo Mena Lagos, indistintamente de cómo quede conformada la nueva Asamblea Legislativa el futuro nuevo gobierno deberá ser "de amplio criterio" para poder "sentarse a dialogar y llegar a acuerdos en temas que sean vitales y que no se llegue a un clima de confrontación o de ingobernabilidad".

ob/af/tlp


Otras noticias

Contenido patrocinado