Buscar

elSuperLunes
¡Ya es elSuperLunes! Con sólo un clic, descargue gratis su edición de elEconomista

Berlusconi aconseja a las víctimas del terremoto que compren sus muebles en Ikea

Agencias
26/04/2009 - 14:22

El primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, ha vuelto a causar controversia por sus polémicas declaraciones. Esta vez se ha atrevido a recomendar a las víctimas del terremoto que asoló la región de los Abruzos el pasado 6 de abril que "compren sus muebles en Ikea", según informa la agencia Ansa.

Berlusconi se dirigió este fin de semana a los afectados por el sismo durante una visita a la región en el marco del día nacional italiano. La mayoría de víctimas vive aún en tiendas de campaña provisionales, por lo que el primer ministro les aconsejó ocupar varias viviendas vacías en la zona del sismo.

"Vayan ahí y compren sus muebles en Ikea", dijo Berlusconi. "Ahí se puede comprar todo el mobiliario para la casa por poco dinero", agregó. Incluso para ese tipo de gastos tuvo el jefe de gobierno solución: "Nosotros les podemos devolver ese dinero".

El primer ministro italiano, conocido por su 'poco tacto', ya había levantado polémica poco después del terremoto, cuando recomendó a las víctimas que vieran las carpas provisionales y las precarias condiciones de vida como un "fin de semana de camping".


Otras noticias

Contenido patrocinado

Comentarios 5

#1
26-04-2009 / 15:36
Josu
Puntuación 7

Lo peor de todo es q nada de esto sale a la luz en Italia.

#2
26-04-2009 / 16:04
kit
Puntuación -7

mueble kit = mueble.org.es

#3
26-04-2009 / 18:00
pedro
Puntuación 9

Menudo payaso

#4
26-04-2009 / 19:51
Osk
Puntuación 2

"Berlusconi XIV":El Estado soy YO.

"Nosotros le vamos a devolver el dinero".Quien cree este Sr., con demencia senil, que es el estado.¿Quienes son:Nosotros?.Este pueblo destruido por el terremoto,nunca pagó impuestos al estado("Nosotros"),para ahora tener derecho a las ayudas legales y no a dádivas de Berlusconi XIV y su pandilla?

#5
27-04-2009 / 00:02
emilio
Puntuación 0

Berlusconi es la máxima expresión de cardura metido a político para satisfacer su ego y sus ambiciones. Sin embargo, le imorta un pimiento, la justicia, la gente, el Estado etc. Da la impresión que se rie de todo el mundo y hasta de sí mismo