Buscar

Con Obama y el temor de la recesión aumentaron las ventas de armas en EEUU

AFP
26/04/2009 - 13:51

Puede que el resto de la economía de Estados Unidos esté en las garras de una agobiante recesión pero la industria de armas de fuego vive un auge al cumplirse los primeros 100 días del presidente Barack Obama en el poder.

Ante el temor de que la administración tenga previsto introducir nuevas y duras restricciones en cuanto a la posesión de armas, sumado a las preocupaciones de que la crisis económica provoque más delincuencia, muchos estadounidenses no dudan en almacenar armas, por las dudas, y tener sus reservas caseras de municiones.

Tantos las tiendas de ventas de armas como centros de tiro han confirmado que viven una bonanza en los 100 días desde que Obama fue elegido presidente de Estados Unidos.

Dennis Rohman, gerente del centro de entrenamiento de tiros Y2000 en El Cajon, a 25 km al noreste de San Diego (California, oeste), dijo que este incremento en las ventas de armas ha sido alimentado por los temores del gobierno de Obama y la delincuencia.

"Las personas tienen miedo de verdad de que se les prohíba poseer un arma" cuando hasta ha sido un derecho amparado en la Constitución, explicó a la AFP Rohman, que también es vendedor de armas y ha notado un aumento significativo en su sector desde la asunción de Obama.

"Varios (responsables) del gobierno (de Bill) Clinton trabajan en la administración actual, y muchas de estas personas contemplan unos cuantos controles sobre la venta de armas. El chiste que corre por estos días es que el presidente Obama debería recibir el título de vendedor del año", dijo Rohman.

Rohman comentó que ha notado una fuerte afluencia de personas que nunca habían tenido un arma antes.

"Una pareja en sus 70 años vino el fin de semana pasado, le preguntamos por qué quería un arma de fuego y dijeron que porque estaban 'preocupados de lo que está pasando'".

"En general, cuando la economía sucumbe, este sector prospera. Las personas tienen miedo de convertirse en víctimas" de la violencia surgida del empobrecimiento de una parte de la población, comentó Rohman.

"Antes, si alguien me pedía un tipo de arma que no teníamos, yo podía pedirla y tenerla en dos semanas. Ahora los distribuidores no saben decir para cuándo podrán tener un pedido específico. En este momento tengo 400 pedidos", aseguró.

Los mismo sucede con las municiones. "Hace seis semanas que no tengo más cartuchos de Colt 45", afirmó.

En todas partes de Estados Unidos, los vendedores de armas cuentan historias similares. Las autoridades también han notado un aumento del número de personas que piden un permiso de porte de arma.

Algunos expertos acusan a grupos inflyentes como Asociación Nacional del Rifle (NRA, por sus siglas en inglés) de servirse de "tácticas de miedo" para alimentar los temores sobre los planes de Obama para controlar las armas.

Los grupos que apoyan el derecho a armarse "han hecho parte de su literatura y han identificado a Obama como alguien que está decidido a acabar con las armas de fuego, o hacer más difícil su obtención", dijo Philip Cook, profesor de economía y sociología en la Universidad de Duke y autor de "Gun Violence: The Real Costs".

Según cifras del FBI, el número de personas que se ha sometido a una verificación de antecedentes, un requisito para cualquiera que desee comprar un arma a un vendedor con licencia federal, aumentó 29,2% en marzo en comparación con el año pasado.

Paul Helmke, presidente de la Campaña Brady para Prevenir la Violencia de Armas, que promueve el refuerzo de leyes contra armas, dijo que el auge de las armas de fuego es una consecuencia de la campaña electoral del año pasado.

"Es muy claro que mucho de esto fue impulsado por la NRA el año pasado en la campaña contra Obama", dijo Helmke.

Irónicamente, agregó Cook, los demócratas parecen haber paralizado sus planes hacia las armas de fuego, y desestimó los temores enfocados en afirmar que la recesión estimulará a los delincuentes.

"He estudiando el tema y hallado que las recesiones no tienen ningún efecto en las tasas de homicidios en el siglo XX", comentó el profesor sospechando más bien en que la guerra de los carteles de la droga mexicanos en la frontera podría tener relación con este aumento de las armas en Estados Unidos.

rcw/pb/cap/rpl


Otras noticias

Contenido patrocinado