Buscar

La candidata Herrera propone seguir los pasos de Lula y Bachelet en Panamá

AFP
26/04/2009 - 14:46

La candidata presidencial oficialista de Panamá, Balbina Herrera, prometió seguir los pasos de los mandatarios Luis Inacio Lula da Silva, de Brasil, y Michelle Bachelet, de Chile, quienes han vinculado con éxito al "sector privado con el sector social", si gana los comicios del 3 de mayo.

"He dicho al sector empresarial que si ustedes no entienden que el sector popular y el sector profesional tienen que tener mejor calidad de vida, pondremos en peligro a este país", dijo Herrera en una entrevista con la AFP, a una semana de las elecciones.

La candidata socialdemócrata dijo que su programa es "único para la gente", pues uno de sus ejes es la búsqueda de equidad "a través de políticas muy definidas" en educación, sanidad, creación de empleo, transporte y seguridad alimentaria.

Única mujer que ha presidido el Congreso panameño, Herrera expresó su admiración por Lula y Bachelet, porque "han sabido vincular al sector privado con el sector social", han evitado "la exclusión" y siempre han buscado "un equilibrio entre todos los sectores sociales". Desvirtuó de ese modo las críticas de sus adversarios de derecha, que la acusan de ser potencial aliada del presidente venezolano, Hugo Chávez.

Herrera, ingeniera agrónoma de 54 años de edad, se enfrentará en los comicios al magnate de derecha Ricardo Martinelli, favorito de las encuestas, y a Guillermo Endara, primer presidente tras la invasión estadounidense de 1989, quien tiene escaso apoyo en los sondeos.

Ex alcaldesa del populoso distrito capitalino de San Miguelito y ex ministra de Vivienda del presidente Martín Torrijos, prometió mantener la política exterior y admitió que fue amiga del derrocado dictador Manuel Antonio Noriega (1984-1989), actualmente preso en Estados Unidos.

"Mi política exterior continuará siendo la política que Panamá ha tenido a lo largo de su Historia. Una política de mediadores", aseguró la candidata, que también destacó el legado del general Omar Torrijos, quien negoció con Estados Unidos en la década de 1970 la entrega del canal interoceánico a Panamá. "Lo decía muy bien Omar Torrijos cuando aseguraba que ni con la izquierda ni con la derecha, (sino) con Panamá. Siempre entendiendo que cada pueblo tiene su propia aspirina y que hay que respetar todas las posiciones que tiene cada país. Siempre teniendo una posición de equilibrio", expresó Herrera.

"Fui alcaldesa en San Miguelito y amiga de Noriega. Pero más que amiga personal, fui amiga política porque me tocó trabajar de 1987 a 1989. Sin embargo, hay gente que hizo negocios con Noriega y eso no se dice, porque pareciera que eso sí es bueno", afirmó. Herrera aseguró que "esos que hicieron negocios con Noriega son los que hoy tiran la primera piedra" contra ella.

La crisis económica "obviamente nos va a afectar", admitió, pero destacó que las previsiones de los organismos internacionales para 2009 señalan que Panamá tendrá un crecimiento de entre un 3 y un 5%, uno de las más altos de América Latina. Dijo que si llega al poder reorientará el presupuesto "hacia las inversiones públicas", pues "cuando hay un momento de crisis como éste quien tiene la responsabilidad de invertir es el Estado panameño, más que el sector empresarial".

Herrera reconoció que Panamá se enfrenta a "un problema de narcotráfico, armas ilegales y pandillas" y propuso intensificar la cooperación internacional y el intercambio de inteligencia para luchar contra el crimen organizado.

Más de 2,2 millones de panameños acudirán a las urnas el 3 de mayo para elegir al nuevo presidente, a los 71 diputados del Congreso y a 20 miembros del Parlamento Centroamericano, además de 75 alcaldes y otros 630 representantes locales.


Otras noticias

Contenido patrocinado