Buscar

Deportes
El Real Madrid cae ante el Betis en el descuento y agrava su racha en LaLiga quedando a siete puntos del Barça

La líder opositora de Birmania dice en su juicio que espera "tiempos mejores"

AFP
20/05/2009 - 17:16

La líder opositora birmana y premio Nobel de la Paz, Aung San Suu Kyi, declaró este miércoles su esperanza en "tiempos mejores", al dirigirse a los diplomáticos y periodistas a los que se permitió asistir a su juicio en prisión, en un inesperado y rarísimo gesto de la dictadura ante la presión internacional.

En sus primeras palabras públicas tras su detención, el jueves pasado, Suu Kyi, de 63 años, agradeció a los diplomáticos haber ido a la prisión de Insein, donde el miércoles tuvo lugar el tercer día de su proceso, informó la corresponsal de la AFP, también presente en la audiencia junto con un reducido grupo de periodistas extranjeros.

"Muchas gracias por haber venido y por su apoyo", dijo una Aung San Suu Kyi, vestida con el tradicional hábito rosa y rojo birmano, dirigiéndose desde el banquillo de los acusados a los diplomáticos que, a coro, le respondieron "¡gracias!".

"No puedo reunirme con ustedes uno por uno, pero espero encontrarlos a todos en tiempos mejores", añadió la Premio Nobel de la Paz 1991, cuyo aspecto parecía saludable, pese al temor por su salud expresado por su partido, la Liga Nacional por la Democracia (LND).

A continuación fue conducida a la llamada "casa para invitados" de la prisión de Insein donde se reunió con los embajadores de Tailandia, Singapur y Rusia, en uno de los pocos encuentros que la junta le ha permitido.

Suu Kyi ha estado en la cárcel o en arresto domiciliario 13 de los últimos 19 años tras la negativa de los militares a reconocer su victoria en las últimas elecciones celebradas en Birmania, en 1990. Tailandia fue elegida porque preside la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN), Singapur porque es el decano del cuerpo diplomático en Rangún y Rusia porque encabeza el Consejo de Seguridad de la ONU.

A los diplomáticos, Suu Kyi les dijo "estar bien" y ser "tratada bien", en la prisión, indicó el gobierno de Singapur.Añadió que "no desea usar la intrusión en su casa (de un estadounidense) para atacar a las autoridades birmanas" y les expresó su esperanza de una "reconciliación nacional si todas las partes lo desean".

La líder opositora se enfrenta hasta a cinco años de cárcel si es declarada culpable de haber violado su arresto domiciliario por haber albergado en su casa a principios de mayo al estadounidense John Yettaw, que llegó a la residencia tras atravesar a nado el lago que la rodea.

El miércoles sólo testimonió un policía. La audiencia fue pública, al contrario de las de lunes y martes, que fueron a puerta cerrada. Ha sido la primera vez que la junta, dirigida por el generalísimo Than Shwe y que gobierna en Birmania desde 1962, da tanta visibilidad a juicios contra disidentes políticos de primer rango.

Este inesperado gesto del régimen militar de permitir a diplomáticos y periodistas presenciar el juicio llegó tras una intensa presión internacional contra el nuevo arresto de Suu Kyi, el jueves pasado, y su proceso. La ASEAN -a la que Birmania pertenece desde 1997- advirtió el martes que el régimen se juega su "honor y credibilidad" en el juicio de Suu Kyi. La Unión Europea (UE) amenazó con endurecer sus sanciones mientras que Estados Unidos ya lo hizo la semana pasada.

Algunos observadores afirman que la junta pretende mantener a Suu Kyi al margen de las elecciones previstas para 2010 y también ampliar los seis años de detención de la líder opositora, que vencen el 27 de mayo. Yettaw, un excéntrico mormón, ex militar de 53 años, y dos colaboradoras que viven con Suu Kyi también están siendo juzgados.

Yettaw estaba sentado a la izquierda de la opositora birmana y pidió a la corte permiso para llevar sus gafas de sol puestas. Los abogados de la líder opositora describieron a Yettaw como un "loco" y señalaron que su defendida sólo le permitió quedarse en su casa porque el hombre, que sufre diabetes, dijo que tenía calambres en las piernas.

Los motivos reales de la acción de Yettaw siguen siendo un misterio pero el portavoz de la oposición, Nyan Win, afirmó que el hombre declaró haber tenido "una visión según la cual Suu Kyi iba a ser asesinada".


Otras noticias

Contenido patrocinado