Buscar

DESTACAMOS
La policía halla ADN de al menos tres personas en la vivienda de Alcanar que sufrió la explosión

Guatemala, en "crisis seria y profunda", se polariza tras crimen de abogado

AFP
20/05/2009 - 19:49

La sociedad guatemalteca está cada día más polarizada tras el asesinato del abogado Rodrigo Rosenberg, provocando una crisis "seria y profunda", según ha admitido el propio presidente Alvaro Colom, que está acusado del crimen y vive sus horas más bajas en 16 meses de gobierno.

Desde la divulgación del video que Rosenberg grabó tres días antes de su asesinato, el 10 de mayo, en el que acusaba a Colom, su esposa Sandra Torres, su secretario privado Gustavo Alejos y varios empresarios por su muerte, el presidente admitió por primera vez que el país está viviendo "probablemente la crisis más compleja" que ha tenido "en los años de democracia".

Colom, que ha dicho que "sólo muerto" abandonará la presidencia, insiste en que hay un plan para desestabilizar a su gobierno orquestado por el narcotráfico y la derecha, que desde hace 10 días reclama su dimisión.

El periodista y académico Luis Enrique Pérez deja al presidente sin muchas alternativas. "Usted ha dicho que sólo muerto abandonará la presidencia de la República. No nos place ansiar su muerte. Preferimos una renuncia producto de la obligada sensatez y no un cadáver producto de la torpe obstinación", dijo, desde las páginas de opinión del diario Siglo Veintiuno.

Un diplomático extranjero que pidió el anonimato dijo a la AFP que "la situación es más preocupante porque se están radicalizando las posturas".

"Todo el mundo se está enrocando en su actitud", agregó.

Además, en un país donde 98% de los homicidios quedan en la impunidad -en poco más de un año han muerto más de 6.000 personas- "será difícil saber quiénes fueron los asesinos", afirmó.

Mientras, los partidarios de la tería de Colom sobre una conspiración ven como una señal irrefutable de ésta la presencia, en la grabación del video de Rosenberg, de Mario David García, un polémico periodista de derecha.

Lo mismo con la participación de Luis Mendizábal, un turbio personaje que durante la guerra civil de El Salvador no tuvo empacho en vender armas al ejército y a la guerrilla al mismo tiempo y al que, recientemente, el gobierno había cancelado sus muy bien pagados servicios de inteligencia, según admitió en una reciente entrevista.

También hay diferencias entre el video grabado y el texto que dejó escrito Rosenberg a modo de testamento, según la prensa.

En el primero acusa directamente al presidente y a su esposa de su muerte; en el segundo echa la culpa al secretario privado y su socio Gregorio Valdés (un empresario financista de la campaña de Colom) "con la aprobación" del presidente.

Muchos sectores de la sociedad, entre ellos buena parte de la clase empresarial, reclaman "cordura" a todos para manejar esta situación crítica para el país.

"Se impone exigir justicia sin caer en el juego maniqueo de estar a favor o en contra de Colom", pide Mario Roberto Morales, un académico de la Real Academia Española de la Lengua, desde las páginas de El Periódico.

"Este es un falso problema que encubre el verdadero: la acción de una derecha golpista que busca perpetuar el poder oligárquico por encima de la exigua democracia que hemos construido", agrega.

No obstante, muchos critican también la estrategia de Colom, que ha tratado de llevar el problema a un enfrentamiento entre ricos y pobres cuando miles de personas hartas de tanta violencia han salido masivamente a las calles a pedir justicia.

Hasta el momento, la fiscalía, al servicio de la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (Cicig, creada por la ONU para ayudar a poner en marcha un sistema judicial eficiente e independiente) en la investigación del caso, no ha interrogado a ninguno de los acusados ni ha efectuado detenciones.

af/ec/pz


Otras noticias

Contenido patrocinado