Buscar

Sacerdote irlandeses pegaron y violaron niños, según un informe

20/05/2009 - 20:29

DUBLÍN (Reuters) - Sacerdotes golpearon y violaron a niños durante décadas de abusos en instituciones católicas de Irlanda, según un informe presentado el miércoles, que sin embargo no identificó a los autores.

Los orfanatos y talleres-escuela en la Irlanda del siglo XX fueron lugares de miedo, abandono y abusos sexuales reiterados, según el informe.

La Comisión para la investigación del abuso infantil, puesta en marcha por el gobierno en el año 2000, acusó a generaciones sucesivas de sacerdotes y monjas de pegar, acosar y en algunos casos violar a niños en la red de reformatorios y talleres-escuela del país entre las décadas de 1930 y 1990.

"Cuando se presentaban evidencias de abusos sexuales, la respuesta de las autoridades religiosas era transferir al infractor a otro lugar donde, en muchos casos, estaba libre para cometer abusos nuevamente", dijo el informe.

"Los niños vivían con el terror diario de no saber de dónde vendría el siguiente golpe", añadió.

El informe de cinco volúmenes, publicado tras una investigación de nueve años sobre instituciones ahora clausuradas, también criticó duramente al Departamento de Educación por su actitud deferente con las ordenes religiosas y su fracaso a la hora de detener los abusos.

En casos excepcionales en los que se informaba de abuso sexual, el departamento "coludía en el silencio", dijo el informe.

Las acciones legales exitosas de los Hermanos Cristianos, una orden católica que en el país era la mayor institución para el cuidado de niños varones, obligaron a la comisión a abandonar su intención original de identificar a los acusados.

Ningún abusador será acusado como resultado del informe.

John Kelly, coordinador del grupo Supervivientes de Abuso Sexual (SOCA, por su sigla en inglés), dijo que no podía haber un cierre sin una acusación a los responsables.

"He recibido llamadas todo el día de ex residentes, sienten que sus heridas han sido reabiertas por nada", dijo a Reuters. "El primer ministro les había prometido justicia en 1999 y se sienten estafados. Esperaban que los acusados fueran llevados a juicio", añadió.

INSPECCIONES DE ROPA INTERIOR

Los Hermanos Cristianos dijeron que estaban consternados por las revelaciones, pero negaron que sus demandas hayan obstaculizado el informe.

"Estamos profundamente apenados por lo que se nos ha presentado hoy", dijo el hermano Edmund Garvey.

La Comisión entrevistó a 1.090 hombres y mujeres que estuvieron internados en 216 instituciones, incluidos hogares para niños, hospitales y escuelas.

Muchos de los niños fueron enviados al cuidado de la Iglesia por saltarse clases, por pequeños delitos o porque eran hijos o descendientes de madres solteras.

Tom Sweeney, que pasó cinco años en los talleres-escuela, incluidos dos años en una en la cual el abuso sexual era "un problema crónico" según el informe, dijo que la Escuela-Taller Artane continuó persiguiendo a sus antiguos residentes.

"Cualquiera que entró en Artane no se convirtió en una persona alegre y desafortunadamente hay muchas personas que se suicidaron, muchas que terminaron en un hospital y han sido olvidadas", afirmó.

"Un no se olvida de Artane y nunca se olvidará", sentenció.

Revelaciones de abusos, incluyendo una serie de escándalos que involucraban a sacerdotes abusando de chicos jóvenes, han mermado la autoridad moral de la iglesia católica en Irlanda, un país que en el pasado fue uno de los más devotos del mundo.

La investigación, con un coste estimado de 70 millones de euros, fue anunciada en 1999 por el entonces primer ministro Bertie Ahern después de que se disculpara ante las víctimas tras unas revelaciones hechas en una serie de documentales de televisión.

El informe recomendó que se erigiera un monumento para todas las víctimas de abuso en instituciones y recomendó que la política nacional de atención a menores fuese revisada regularmente.

El informe puede descargarse en http://www.childabusecommission.ie/index.html.


Otras noticias

Contenido patrocinado