Buscar

cultura
Muere Verne Troyer, el actor que encarnó a Mini Yo en las películas de Austin Powers

Venezuela comienza a pagar millonaria deuda asumida por nacionalizaciones

AFP
2/07/2009 - 15:33

Venezuela pagará el viernes al grupo español Santander los primeros 630 millones de dólares, de los 1.050 millones acordados en mayo por la compra del Banco de Venezuela, en lo que será el primer pago que realiza el gobierno por concepto de nacionalizaciones en 2009.

Según el cronograma divulgado por el gobierno, además de la transferencia de los fondos, correspondientes al 60% del total, el viernes se firmará también el documento de compraventa.

El pago de los 420 millones de dólares restantes se hará en dos partes, en octubre y diciembre de 2009.

De esta manera, el gobierno del presidente Hugo Chávez, quien anunció la nacionalización de esta institución financiera hace 11 meses, pasa a controlar el 96% de las acciones del Banco de Venezuela, que desde 1996 estaban en manos del grupo español.

También se convierte en el actor más poderoso del sistema financiero venezolano, controlando el 25% del sector bancario.

El economista Asdrúbal Oliveros, director de la firma Ecoanalítica, señaló que el pago al grupo Santander, y al consorcio argentino Techint por la adquisición de la acería Sidor, deben ser "los primeros" este año, pues el gobierno "ha venido generando los recursos para pagar estas nacionalizaciones".

Venezuela destinará recursos del Fondo Nacional de Desarrollo (Fonden) al pago de los compromisos por estatizaciones, aseguró el economista a la AFP, al apuntar que para ello el Estado dispone de hasta 8.000 millones de dólares.

El gobierno venezolano inició en 2007 una política de nacionalizaciones que abarcó, en principio, industrias estratégicas como la petrolera, eléctrica y de telecomunicaciones, y que después se extendió, al año siguiente, a los sectores siderúrgicos, cementero y bancario.

Durante 2009, se ha anunciado la nacionalización de al menos 74 empresas contratistas de la petrolera estatal PDVSA, en virtud de una nueva ley que reserva al Estado el control de todas las actividades ligadas a la producción de hidrocarburos, y de otras empresas relacionadas al sector siderúrgico.

Hasta la fecha, el gobierno ha llegado a acuerdos amistosos con Techint, las cementeras Lafarge (Francia) y Holcim (Suiza), y el grupo Santander. En total, estas negociaciones suman unos 3.800 millones de dólares.

Otras empresas, como las petroleras estadounidenses ExxonMobil y Conoco Phillips, y la cementera mexicana Cemex, apelaron al arbitraje internacional.

"Esas serían las nacionalizaciones más costosas: unos 7.000 millones de dólares, pero la sentencia del arbitraje podría demorarse por lo menos hasta 2011. No es un pago tan inminente y le da un respiro al gobierno", dijo Oliveros.

Los expertos creen que, además de utilizar recursos del Fonden, el gobierno venezolano recurrirá a políticas de endeudamiento para cancelar las nacionalizaciones.

"El gobierno está emitiendo deuda de manera importante, apalanca su gestión en la emisión de bonos", indicó el economista César Aristimuño, al precisar que este año ya se han emitido unos 11.000 millones de dólares en endeudamiento.

Los ingresos venezolanos se vieron drásticamente reducidos este año tras la caída en los precios del petróleo, principal producto de exportación de este país y que representa el 90% de sus ingresos en divisas.

La cesta de crudos de Venezuela promedia los 46,40 dólares por barril en lo que va de 2009, frente a 86,49 dólares por barril en 2008.

jt/nn/tlp

Otras noticias

Contenido patrocinado