Buscar

Gobierno de EEUU suspende deportación de un argentino indocumentado

AFP
2/07/2009 - 20:46

El gobierno estadounidense accedió a suspender por un año la deportación de un argentino de 23 años, prevista para el próximo lunes, luego de pedidos de congresistas y una campaña que realizaban organizaciones sociales, dijo a la AFP una fuente de la agencia de inmigración.

Walter Lara, un argentino indocumentado que llegó junto a sus padres a Miami cuando tenía 3 años, vive desde hace 20 años en Estados Unidos, pero una orden de deportación lo obligaba a partir definitivamente el 6 de julio.

"El ICE (siglas de la agencia estadounidense de inmigración y aduanas) hizo uso de su facultad discrecional y otorgó al señor Lara una acción diferida de un año", dijo la portavoz del organismo, Nicole Navas.

El caso había generado una campaña en Internet, por parte de organismos y activistas de inmigración, en la que se reclamaba a la Secretaria de Seguridad Interior, Janet Napolitano, quien controla el ICE, que suspendiera la deportación.

Lara estudió en escuelas públicas de Miami y por su situación irregular no pudo ingresar a la universidad, aunque se recibió con honores en 2006 en estudios técnicos de diseño gráfico.

En febrero fue detenido por agentes de inmigración, quienes verificaron su estadía ilegal en Estados Unidos e iniciaron un proceso que concluyó en la orden para que abandonara el país.

"Estados Unidos es el único país que he conocido y me siento estadounidense. Nunca me he sentido más orgulloso de decir esto que hoy", dijo Lara luego de conocer la decisión gubernamental.

El senador demócrata por Florida Bill Nelson, uno de los congresistas que defendía el caso de Lara y que impulsa la ley del Sueño Americano (Dream Act) para los hijos de indocumentados, había enviado el viernes una carta al gobierno para que suspendiera la deportación y revisara el proceso.

Mientras tanto, la nueva fecha de deportación fue fijada para el 3 de julio de 2010.

Los congresistas que impulsan el Dream Act afirman que esa ley abriría un camino a la residencia legal para unos dos millones de estudiantes indocumentados graduados del secundario.

jco/emm

Otras noticias

Contenido patrocinado