Buscar

Líder golpista, a punto de ganar la elección mauritana, impugnada por oposición

AFP
19/07/2009 - 19:03

El líder del golpe de Estado del 6 de agosto de 2008 en Mauritania, el general Mohamed Uld Abdel Aziz, iba camino este domingo de ganar la primera vuelta de las elecciones presidenciales del sábado, calificadas por la oposición de "mascarada electoral".

Según los últimos resultados comunicados por la comisión electoral, Uld Abdel Aziz, de 52 años, logró un 52,75% de los votos, con el 86,34% de las papeletas escrutadas. Los primeros datos le habían otorgado ya un 52,3%.

Si esa tendencia se confirma, el general será elegido en la primera vuelta, a pesar del número elevado de candidatos (nueve) en unos comicios considerados cruciales para poner fin a la grave crisis originada por el golpe de Estado.

Según los resultados parciales, el presidente de la Asamblea Nacional y candidato del frente antigolpista, Mesaud Uld Bouljeir, sólo obtuvo el 16,16% de los votos, seguido por el jefe del principal partido de oposición, Ahmed Uld Daddah, con el 13,54%.

Ibrahima Sarr, representante de la minoría negra mauritana, quedó en cuarto lugar, con un 4,74% de votos.

Por su parte, el candidato islamista moderado Jemil Uld Mansur, que se presentaba por primera vez, obtuvo un 4,60%, por delante de Ely Uld Mohamed Vall, el ex jefe de junta militar (2005-2007) que devolvió el poder a los civiles tras una transición considerada ejemplar, y que logró un 3,92%.

El índice de participación fue de un 61,51%, según la comisión electoral.

Durante la noche, partidarios de Aziz, que dejó la junta golpista en abril para poder presentarse a las presidenciales, se lanzaron a las calles de Nuakchot para celebrar la victoria.

Sin embargo, los cuatro principales candidatos de la oposición denunciaron este domingo una "mascarada electoral que busca legitimar el golpe de Estado" del 6 de agosto, como afirmó Mesaud Uld Bouljeir en rueda de prensa.

Los cuatro publicaron una declaración rechazando los "resultados prefabricados" de la elección e instaron a la comunidad internacional a enviar una misión de investigación independiente sobre las irregularidades constatadas.

Acusaron al general Uld Abdel Aziz de fraude masivo, con la "manipulación del padrón electoral", la "corrupción generalizada" y la utilización de falsos documentos electorales.

Por último, pidieron a las "entidades competentes" como el Consejo Constitucional y el ministerio del Interior que no "acepten la validación" de los resultados, al tiempo que instaron al pueblo mauritano a "movilizarse para hacer fracasar este golpe de Estado electoral".

Por su parte, el ex jefe de la junta acudió este domingo a la sede de su campaña para felicitar a su equipo y prometer "aplicar rigurosamente" su programa electoral.

Durante su campaña y el día de la votación, el general golpista había reiterado que sería elegido en la primera vuelta.

La jornada electoral del sábado contó con la presencia de más de 300 observadores de la Unión Africana (UA), la Organización Internacional de la Francofonía (OIF) y la Liga Árabe. Sin embargo, no hubo ninguno de la Unión Europea (UE), oficialmente por "razones de calendario". La UE suspendió oficialmente en abril su cooperación con Mauritania durante dos años debido al golpe de Estado.

Otras noticias

Contenido patrocinado