Buscar

Chile: Piñera modera sus promesas de campaña a dos semanas de asumir

AFP
23/02/2010 - 18:45

El presidente electo de Chile, Sebastián Piñera, quitó el pie del acelerador y moderó las promesas que hizo durante la campaña electoral, aduciendo que recibirá un país con un alto déficit fiscal, algo que el gobierno saliente advierte que él conocía de antemano.

A poco más de dos semanas de asumir el poder en reemplazo de la socialista Michelle Bachelet, Piñera y su ya designado equipo económico han hecho notar el "histórico" déficit fiscal del 4,5% que deja como legado el gobierno saliente para moderar sus promesas de campaña.

El empresario, que asume el cargo el 11 de marzo, afirmó al nombrar a los viceministros el pasado viernes que, debido al déficit, "probablemente" no podrá cumplir con demandas de la población "por justas y legítimas que ellas sean", en una declaración que levantó polémica en el gobierno saliente.

Bachelet y el ministro de Hacienda, Andrés Velasco, rechazaron las declaraciones de Piñera, afirmando que dejarán el país con una holgura fiscal sin precedentes y que él conocía de antemano el déficit que le será legado.

"Nosotros vamos a dejar la casa ordenada en términos fiscales. Tenemos una casa como en la historia de Chile no ha tenido, con cuentas claras y reservas importantes", aseguró el lunes Bachelet en México, donde participa de la Cumbre del Grupo de Rio.

"Nunca un gobierno en la historia de Chile había entregado a otro una situación fiscal tan sólida", señaló de su lado el ministro Velasco.

El futuro ministro de Hacienda de Piñera, Felipe Larraín, aseguró el cumplimiento de las promesas de campaña, aunque reconoció que en la aplicación de algunas medidas podría haber "gradualidad".

"Lo vamos a cumplir. Hay medidas como el bono de marzo que se cumplirán. El resto de las medidas pueden significar una gradualidad en los compromisos que no son hechos para un año en específico, sino para un período de cuatro años", señaló.

"Hay muchas demandas sociales, muchas de ellas son legítimas, pero no hay recursos para satisfacerlas todas", agregó Larraín.

En campaña, Piñera prometió entregar en marzo un bono de 80 dólares a unos cuatro millones de chilenos pobres, la creación de unos 200.000 nuevos empleos en el primer año, la formación de 50 colegios de excelencia y de nuevos hospitales, entre otras promesas.

Analistas estiman que las propuestas de Piñera fueron ambiciosas y que ahora las estaría dosificando.

"Creo que lo que están tratando de hacer las nuevas autoridades es bajar un poco las expectativas, mostrando que no todo es posible", señaló Joseph Ramos, economista y académico de la Universidad de Chile.

Para hacer frente a la crisis económica mundial, Bachelet destinó más de 4.000 millones de dólares a planes de reactivación, echando mano a los casi 20.000 millones de dólares ahorrados durante el período de bonanza del cobre, del cual Chile es su principal productor mundial.

El plan llevó a Chile a resistir de buena forma de la crisis y hoy la economía local se encuentra en franca recuperación.

Después de caer en 2009 un 1,7%, Chile crecería este año entre un 4,5 y un 5,5%, con unos 15.000 millones de dólares de remanente de los recursos ahorrados por el cobre.

En materia de empleo, no obstante, existe cierta preocupación, al registrarse en 2009 una tasa de desocupación sobre el 9%.

En noviembre pasado, el Congreso aprobó el Presupuesto de la Nación 2010, que prevé un déficit fiscal de un 1,1%, con un aumento del gasto público de un 4,3%, y unos 450 millones de dólares de libre disposición para las nuevas autoridades.

pa/mav/jb


Otras noticias

Contenido patrocinado