Buscar

¿Golpe de Estado fallido en Turquía o guerra entre gobierno y ejército?

AFP
23/02/2010 - 21:02

La detención el lunes en Turquía de varias decenas de militares permitió posiblemente impedir un golpe de Estado, según expertos, pero para otros analistas se trata de un capítulo más en la guerra entre el gobierno islamista moderado y el ejército, garante del régimen laico.

En una histórica redada realizada en medios militares, la policía detuvo a 49 oficiales en activo o retirados, incluyendo a los ex jefes de la aviación y la marina, en el marco de una investigación sobre un presunto proyecto para dar un golpe de Estado, llamado Balyoz (Mazo de hierro).

Dicho plan, tal como fue revelado en enero por el diario liberal Taraf, planeaba provocar la cólera de los medios islamistas poniendo bombas en las mezquitas a la hora de la plegaria y organizar ataques de falsos islamistas contra símbolos de la laicidad.

Según Taraf, la caída programada de un avión caza turco durante un enfrentamiento con las fuerzas griegas estaba destinada a reavivar las tensiones entre ambos países e incrementar la confusión, haciendo necesaria la instauración de un régimen militar y el arresto de numerosas personas.

El ejército turco calificó este martes de "situación seria" la redada. "Hoy se ha organizado en el cuartel general del Estado Mayor una reunión en la que han participado todos los generales y almirantes de las fuerzas armadas turcas, para la evaluación la situación seria sobrevenida en el marco de una investigación efectuada por el fiscal de Estambul", indicó el Estado Mayor en un comunicado difundido en su sitio web. De acuerdo con Taraf, la ola de arrestos es un "punto de ruptura" en la historia política turca, marcada por cuatro golpes de Estado militares en 50 años.

"La República está cambiando. La era de la dictadura termina. Los golpistas son arrestados y conducidos ante la justicia", señala triunfalmente este martes en las columnas de este periódico su director, Ahmet Altan.

En cambio, en el último episodio de una serie de procedimientos judiciales que desembocaron en el arresto de decenas de presuntos conspiradores, la investigación es criticada por la oposición, que la considera una manipulación del gobierno para debilitar al sector pro laico.

"Con esos arrestos están tratando de crear miedo en Turquía", afirmó en un comunicado el Partido Republicano del Puelo (CHP, centro-izquierda). El movimiento laico acusa regularmente al Partido de la Justicia y el Desarrollo (AKP, en el poder) de querer islamizar la sociedad subrepticiamente.

La hipótesis de una "caza de brujas" deja escéptico a Hugh Pope, del International Crisis Group. "Está claro que la justicia es muy seria y seguramente no hubiera encarcelado a tantas personalidades de alta jerarquía si no hubiera tenido la absoluta certeza de que verdaderamente había un expediente", dijo este analista a la AFP.

De acuerdo con Alexander Tumarkin, un politólogo del Instituto Francés de Estudios Anatolios, la eventualidad de un golpe de Estado no es una mera ficción en la Turquía del siglo XXI, candidato a la adhesión a la Unión Europea. "Se tiene la impresión de haber llegado a un nivel tal (de antagonismo entre el ejército y el gobierno) que o bien el ejército se acostumbra y acepta retirarse del espacio político, o bien continúa preparando una desestabilización del poder para obligarlo a abandonar el escenario", destacó Tumarkin.

La Comisión Europea, por su lado, se dijo "muy preocupada" por las "serias acusaciones" de complot militar y pidió a Ankara que la investigación sea "ejemplar".

Otras noticias

Contenido patrocinado