Buscar

Los argentinos Simari Birkner llevan el esquí en la sangre

AFP
23/02/2010 - 23:58

Se puede decir que los hermanos argentinos Cristian Javier, Macarena y María Belén Simari Birkner casi aprendieron a esquiar antes de caminar, y su presencia en las pruebas del esquí alpino de los Juegos Olímpicos de Invierno Vancouver-2010 es ya una tradición de familia.

Los Simari Birkner están siguiendo los pasos de dos tíos, los hermanos de su madre Teresita Birkner, todos competidores en el esquí alpino de los Juegos Olímpicos en Calgary (Canadá)-1988.

No por eso es extraño que toda la parentela haya dejado momentáneamente las nieves de San Carlos de Bariloche para traladarse a las de Whistler, y dar ánimos a los más jóvenes retoños olímpicos.

"Somos una familia muy unida", dijo a la AFP Macarena Simari Birkner, la segunda de los tres hermanos esquiadores, que dicen sentirse satisfechos de sus actuaciones en estos Juegos.

Macarena finalizó 26 en el combinado, 32 en el super-G, y 31 en el descenso, mientras María Belén fue descalificada en la primera prueba, quedó 31 en la segunda y 29 en la tercera.

"El hecho de estar aquí ya es un premio, pues hemos luchado mucho por esto", manifestó María Belén, que al igual que su hermana participa en sus segundos Juegos Olímpicos, luego del debut en Turín-2006.

Cristian Javier, de su lado, va por sus terceros Juegos Olímpicos, y no se muestra muy conforme con su actuación en Vancouver, donde hasta el momento ha sido descalificado del super-G y del supercombinado, y se ubicó 55 en el descenso.

"Siempre estamos dándonos 'tips' (consejos)", dijo el mayor de los hermanos. "Estamos ayudándonos uno al otro. Cuando Belén compitió primero en esta pista, llamó a su hermana y le dijo las cosas que podía encontrarse".

"No somos una gran organización, ni tenemos tampoco grandes patrocinadores. No tenemos mucho dinero, así que lo único que podemos hacer es ayudarnos", manifestó Cristian Javier. "El esquí no es un deporte en Argentina tan popular como en otros lugares".

La familia Simari Birkner es todo un equipo que trabaja coordinadamente. El padre, Mario Simari, es el mánager de Cristian, mientras Macarena y María Belén están bajo la tutela de la madre.

"Nuestra madre (Teresa Birkner) es nuestra entrenadora, nuestra 'skiman' (el que prepara los esquíes). Ella limpia y encera nuestros esquís", apuntó María Belén.

Gracias a la planificación y al apoyo de muchos amigos, esta familia argentina ha podido preparar a sus hijos para este difícil deporte. Una parte del año se la pasan entrenando en las nieves de Bariloche, y otra en la pequeña localidad italiana de Schilpario, donde tienen su base para la temporada en Europa.

"Hemos recibido mucha ayuda de otros equipos y también tratamos de ayudar con nuestras cosas", dijo Teresita, explicando que su familia fue fundamental en el desarrollo del centro de esquí de Ushuaia, en el extremo sur de Argentina, como destino turístico y competitivo.

Gracias al trabajo de los Simari Birkner, ahora varios equipos europeos hacen su entrenamiento en Ushuaia durante el verano en el hemisferio norte.

La familia Simari Birkner no termina de ponerse metas. Ahora todos los esfuerzos están en preparar a la menor de la tribu, Angelica, de 15 años, para los Juegos de Sochi-2014.

Y después vendrán Guadalupe, la hija de tres años de Macarena, y Félix Arturo, el hijo de un año de Cristian, "y todos los que Dios nos traiga, también serán esquiadores", dice la abuela Teresita, la principal 'fan' de Cristian, Macarena y María Belén en las nieves de Whistler.

psl/cl


Otras noticias

Contenido patrocinado