Buscar

Ecuador pide a la CIDH un fallo contra Colombia para evitar otro ataque militar

AFP
20/03/2010 - 16:18

Ecuador instó el viernes a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) a tomar la decisión "histórica" de determinar que Colombia violó derechos humanos en su ataque a una base de las FARC en territorio ecuatoriano, para evitar en el futuro un suceso similar.

Ecuador hizo su petición en una audiencia en la CIDH, que estudia si admite la denuncia del gobierno de Quito contra Colombia por la muerte de uno de sus ciudadanos, Franklin Aisalla, en el ataque de marzo de 2008, que dejó una veintena de muertos.

Por ese suceso, Colombia y Ecuador rompieron relaciones y a pesar de un acercamiento en las últimas semanas, siguen sin retomarlas totalmente.

Esta es apenas la segunda audiencia sobre una denuncia de un país contra otro en medio siglo de funcionamiento de la CIDH, cuya decisión sobre la admisibilidad de este caso puede tomar semanas.

El procurador general de Ecuador, Diego García, afirmó que Colombia violó derechos de Aisalla, como el derecho a la vida y a la protección judicial, y pidió a la CIDH una decisión que obligue a Bogotá a reparar a sus familiares, realizar una investigación sobre los hechos y castigar a los responsables.

"Esperamos esta decisión, que puede ser histórica y dar vitalidad a la justicia internacional", dijo García a la CIDH. Ecuador "ha demostrado fehacientemente y de manera categórica la violación evidente de derechos humanos" de Aisalla, dijo el procurador. Lo que pide el gobierno de Quito es "básicamente: Que no se repitan hechos" como los de la llamada 'Operación Fénix' del 1 marzo de 2008, agregó.

Según Quito, el ecuatoriano fue ajusticiado a golpes en territorio colombiano. Bogotá alega que Aisalla era miembro de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia y que murió en el bombardeo contra la base clandestina guerrillera.

Colombia, por su parte, pidió a la CIDH "que se declare incompetente para conocer" la petición ecuatoriana, indicó el representante del país ante la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Alfonso Hoyos. "El problema de Colombia no es con el hermano país de Ecuador sino con un grupo de asesinos llamados FARC", dijo Hoyos, quien afirmó que el gobierno de su país no quiere "rehuir el debate".

Tras su exposición, Hoyos dijo que Colombia se retiraba de la audiencia y que cualquier pregunta adicional la responderían por escrito.

La base guerrillera era un "objetivo militar legítimo", insistió un comunicado de la embajada de Bogotá en Washington, que rechazó la petición ecuatoriana.

García recordó que Estados Unidos negó visados a dos abogados y a los padres de Aisalla que iban a acudir a la audiencia en Washington, por lo que Quito anunció que protestará ante Washington.

"La embajada desea enfatizar que no es cierto que las visas hayan sido negadas", respondió la legación en un comunicado después de que la víspera el ministro de Exteriores ecuatoriano, Ricardo Patiño, anunció que su gobierno protestará ante Estados Unidos por no otorgar los documentos.

La embajadora Heather Hodges explicó que la solicitud sigue siendo analizada y "que en este caso la decisión final sobre la emisión de las visas vendría de Washington", agregó el texto. "Estas decisiones pueden tomar tiempo. El gobierno de los Estados Unidos todavía está trabajando en el caso", añadió Hodges.

Ecuador dejó claro en la audiencia que "no pretende" que la CIDH considere "cuestiones de soberanía o de orden interno de los Estados involucrados y sus relaciones bilaterales", dijo el procurador, sino que se circunscriba a la violación de derechos humanos de Aisalla. García pidió también que no se vea esta audiencia "como un enfrentamiento entre dos Estados americanos".

Al estudiar el caso, la CIDH "va a limitarse a los elementos que se plantean de violaciones de derechos humanos", había adelantado la semana pasada el secretario ejecutivo del organismo independiente de la OEA, Santiago Cantón.

Otras noticias

Contenido patrocinado