Buscar

elSuperLunes
¡Ya es elSuperLunes! Con sólo un clic, descargue gratis su edición de elEconomista

Rusia: "Día de cólera" contra la política económica de Vladimir Putin

AFP
20/03/2010 - 19:24

Miles de manifestantes se congregaron el sábado en unas cincuenta ciudades de Rusia atendiendo el llamamiento de la oposición para protestar contra la política económica del gobierno de Vladimir Putin, y reclamar su dimisión.

Más de cien militantes desafiaron la prohibición de manifestar en Moscú y se reunieron en la Plaza Pushkin, no lejos del Kremlin, una acción que se saldó con la detención de 70 opositores por los centenares de policías que habían sido desplegados.

"Nuestro movimiento es solidario de las manifestaciones en todo el país, que piden la renuncia del gobierno", dijo Serguei Udaltsov, coordinador del movimiento de oposición "Frente de izquierda".

"La política económica del gobierno Putin durante la crisis no funciona. El alza de los precios y de las facturas desde Año Nuevo ha llevado a la gente a salir a las calles", añadió, antes de ser detenido por los policías.

Otros manifestantes fueron detenidos en las ciudades de Arkhangelsk (norte) y de Novossibirsk (Siberia), según el sitio internet del movimiento de oposición Solidaridad.

Organizado por numerosos partidos políticos, movimientos de opositores y organizaciones de defensa de los derechos humanos, este "Día de cólera" buscaba movilizar a los rusos contra la política económica del gobierno.

Los protestatarios elaboraron una lista de reivindicaciones, como la supresión de un impuesto a los automóviles y la rebaja del precio de la electricidad, señalando que miles de millones de euros fueron desbloqueados para apoyar a la industria rusa y a sus patrones, afectados por la crisis.

"Vine porque estoy preocupado por el alza de la electricidad y del gas. Tengo una pequeña pensión y debo vivir con eso", explicó Ivan, de 72 años, un jubilado que formaba parte de las miles de personas que se manifestaron en San Petersburgo.

Aun cuando estaba prohibida, una manifestación tuvo lugar el sábado en San Petersburgo. Entre 500 y 700 personas, con los rostros tapados con máscaras de cirugía, se reunieron en una manifestación silenciosa.

A Irkutsk, también salieron a las calles unas 500 personas para protestar contra la decisión aprobada por Putin de reabrir una fábrica de papel que arrojará sus desperdicios al lago Baikal, la mayor reserva de agua dulce del mundo.

"El día de cólera" comenzó en la ciudad portuaria de Vladivostok, en el extremo oriente de Rusia, con una manifestación en la cual participaron cerca de 1.000 personas.

La protesta fue organizada por el Partido Comunista, el movimiento opositor Solidaridad, el partido liberal Iabloko y varios grupos rusos de defensa de los derechos humanos.

Las autoridades de Vladivostok sólo autorizaron esta manifestación el viernes al anochecer.

Un cartel afirmando "Putin, dispárate una bala en la cabeza", refiriéndose al primer ministro y ex presidente Vladimir Putin, fue retirado por los manifestantes de Vladivostok a pedido de un funcionario del gobierno local.

Las protestas en docenas de ciudades de todo el país aumentaron a causa de la caída del nivel de vida, mientras la crisis mundial ponía fin a casi una década de crecimiento en Rusia y el desempleo llegaba a más de 9%.

str-adc/it.zm/jo/eg


Otras noticias

Contenido patrocinado