Buscar

Gran manifestación de partidarios de Berlusconi antes de regionales

AFP
20/03/2010 - 22:23

Centenares de miles de partidarios del jefe del gobierno italiano Silvio Berlusconi desfilaron el sábado en la tarde en el centro de Roma para movilizar a los electores con miras a las elecciones regionales del 28 y 29 de marzo.

Los organizadores reivindicaron más de un millón de personas en esta manifestación, pero en algunas partes del cortejo se notaban grandes vacíos.

Berlusconi intervino en la tribuna para arengar a la multitud y atacar a la oposición de izquierda.

"Si la oposición gana, Italia se volverá un país menos libre", declaró.

El desfile, dominado por las banderas italianas y por los estandartes de la formación de Berlusconi, el Pueblo de la Libertad (PDL), salió del corazón histórico de la ciudad, cerca del Circo Massimo, para llegar a la gran plaza ante la basílica San Juan de Latran en el este del centro de Roma.

En esta plaza, una gigantesca tribuna había sido instalada para acoger a los dirigentes del PDL y a los ministros del gobierno, así como también al alcalde de Roma, Gianni Alemanno, y a los 13 candidatos de la derecha para las regionales organizadas en igual número de regiones (de un total de 20).

"Este gobierno hace mucho por los italianos, pero tiene las manos atadas porque es continuamente criticado y maltratado", estimó un manifestante, Giuliano Carozzo, un milanés de 65 años.

Una semana antes, también en Roma, varias decenas de miles de personas --200.000 según los organizadores-- habían manifestado contra el jefe del gobierno, convocadas por la oposición.

Berlusconi y el PDL, picados, recurrieron a los grandes medios para atraer el mayor número de partidarios: mensajes difundidos por televisión, publicidades en los diarios, 3.000 autobuses y tres trenes especiales.

Según el grupo de oposición nacido en internet, Popolo Viola, a muchas personas se les pagó 100 euros por acudir al centro de Roma y participar.

Esta manifestación refleja la inquietud del presidente del Consejo y de quienes le rodean con respecto a los resultados electorales del PDL, tras una serie de errores y de escándalos que afectaron a su partido.

Muchos politólogos consideran que el electorado de derecha se encuentra desamparado y podría desertar las oficinas de votación.

Entre febrero y comienzos de marzo, el PDL se vio enfrentado a un problema con las listas, tras el rechazo por faltas de firmas o por haberlas depositado fuera del plazo.

"Estamos aquí para defender nuestro derecho de voto", recalcó por otro lado este sábado Berlusconi, quien sostuvo que los responsables del PDL "se habían presentado a tiempo con los documentos necesarios".

El último problema que ha sufrido Berlusconi es una investigación abierta en Trani (sur) por las presuntas presiones que habría ejercido sobre un miembro de la autoridad de las comunicaciones y sobre el director del telediario de Rai Uno para hacerle suspender el programa político AnnoZero, que consideraba demasiado insolente hacia él.

dbr-glr/bds/jo


Otras noticias

Contenido patrocinado