Buscar

Colombia pasa una semana en vilo, a la espera de resultados legislativos

AFP
21/03/2010 - 16:32

Colombia ha pasado la semana en vilo, a la espera de los resultados finales de las legislativas del 14 de marzo, que aún se desconocen, sin que las autoridades hayan comunicado aún una fecha cierta para su publicación.

El conteo de los votos se ha detenido en varias oportunidades, y el presidente del Consejo Nacional Electoral, Marco Emilio Hincapié, explicó a la AFP que el proceso de escrutinio y de revisión de reclamos se está realizando simultáneamente, lo que produce mayores retardos.

"Tenemos miles y miles de reclamaciones. El resultado se conocerá antes del 19 de julio", fecha en que debe instalarse el nuevo Congreso, dijo Hincapié.

La Registraduría Nacional, a cargo del proceso electoral, dio resultados parciales del Senado, en el cual la coalición oficialista que apoya el gobierno del presidente Alvaro Uribe obtenía al menos 59 de los 102 escaños, con 93,4% de las mesas electorales escrutadas.

De la Cámara de representantes también se han dado resultados parciales, pero aún no queda clara su composición definitiva, que tiene un sistema de asignación por provincias.

En un principio, las autoridades electorales anunciaron resultados para la misma noche de las elecciones, pero retrasos en el conteo en muchos de los centros electorales y dificultades en la transmisión de datos lo impidieron. Los días sucesivos la situación fue similar.

Y sólo el viernes, los colombianos supieron que la ex canciller Noemí Sanín será la candidata presidencial del partido conservador, que realizó su consulta interna paralelamente a las parlamentarias.

Nicolás Montoya, coordinador del área jurídica de la colombiana Misión de observación electoral, consideró esta situación como "única e histórica".

"Es muy preocupante. Creo, y espero, que habrá alguna noticia sobre el 100% de los resultados a mediados de la próxima semana", señaló Montoya.

Pese a la incertidumbre, la semana transcurrió con tranquilidad, sin que se presentasen manifestaciones o protestas, y sólo los candidatos han reclamado a título personal.

"Lo que está pasando esta semana es lo peor que le puede pasar a un país, y es que se pierda la más mínima esperanza de creer en lo público", dijo el candidato presidencial independiente Sergio Fajardo, cuyo movimiento Compromiso por Colombia no habría logrado ningún escaño en el Parlamento, según las proyecciones.

"Lo que ha ocurrido es la forma de corroborar lo que hemos denunciado todos estos años: el clientelismo, la politiquería, la forma descarada como se compran las conciencias", añadió Fajardo.

En tanto, el candidato liberal a la presidencia, Rafael Pardo, opinó que "las elecciones parlamentarias no están en riesgo por las fallas de la Registraduría, sino por lo que hizo o dejó de hacer el Gobierno".

"El problema de las garantías electorales es anterior al conteo de los votos. El Gobierno impulsó a sus candidatos y los financió", sostuvo Pardo, quien sin embargo descartó que las irregularidades puedan deslegitimar los comicios.

Para el analista político León Valencia, la pasividad ante el caos electoral vivido en el país se explica porque "el tema de la democracia no inquieta ni a los ciudadanos ni a la sociedad".

"A la élite le preocupa mucho el tema de la seguridad y de la estabilidad económica, y a la izquierda los derechos humanos y la equidad social. Pero la calidad de la democracia no está en la agenda de nadie", dijo Valencia.

La misión electoral de la Organización de Estados Americanos denunció que en las legislativas del 14 de marzo se constató compra de votos, circulación de dinero y falta de garantías en el secreto del sufragio.

Además, advirtió que la transmisión telefónica de los datos preliminares de las elecciones no contó con un sistema eficaz de autenticación, verificación y auditoría, generando así un riesgo de distorsión.

nn/mck/mg


Otras noticias

Contenido patrocinado