Buscar

30 años de Sendero Luminoso, que desató el más cruel conflicto en Perú

AFP
17/05/2010 - 19:44

Los 30 años de la primera acción del maoísta Sendero Luminoso se cumplen en Perú en medio de una indiferencia casi total, y con la evidencia de que como guerrilla ha quedado reducida a acciones esporádicas en zonas aisladas, muy lejos de su antiguo poder de intimidación.

En el aniversario, el ministro del Interior, Octavio Salazar, señaló que sólo queda un remanente en dos valles cocaleros aunque señaló que la agrupación guerrillera podría participar en las elecciones regionales en octubre próximo.

El 17 de mayo conmemora la primera acción de Sendero Luminoso (SL) en 1980 contra la comunidad campesina de Chuschi, en el surandino departamento de Ayacucho, que pasó desapercibida por la euforia de los peruanos que celebraban al día siguiente elecciones para retornar a la democracia tras doce años de dictadura militar.

El objetivo estratégico que se había trazado esa organización fundada por el ex profesor de filosofía Abimael Guzmán -en la cárcel hace 18 años- de construir a sangre y fuego una "república popular de nueva democracia" desde los escombros del "Estado burgués", nunca se cumplió.

En cambio el país se vio envuelto en un conflicto armado sin precedentes que en dos décadas costó la vida a casi 70.000 personas, en su mayoría gente pobre que habitaba en zonas remotas andinas, y causó pérdidas materiales superiores a los 25.000 millones de dólares.

El ministro Salazar dijo este lunes que "Sendero Luminoso ha sido derrotado políticamente por el Estado y por todos los peruanos. Continúan con remanentes en dos valles ya conocidos (cocaleros), y ahí tienen a sus esbirros, los narcotraficantes, para financiarse".

Salazar señaló lo que ya han advertido analistas: de que hay dos frentes senderistas que son enemigos entre sí, uno comandado por alias 'José' y otro por alias 'Artemio' -seguidor de Abimael Guzmán- este último favorable en participar en las elecciones.

"'Artemio' manifiesta el sentir de penetrar en las organizaciones del Estado a través de las elecciones en municipios y gobiernos regionales. Esa es su estrategia y no hay que perderle de vista", dijo el ministro.

"Sendero tiene como política infiltrarse (en organizaciones sociales, como sindicatos)", recalcó.

La semana pasada analistas señalaron el interés de SL por las elecciones.

"Sendero Luminoso, que está dividido en dos facciones, ve con simpatía las elecciones y no creo que haya una directiva de boicotearlas, como ocurría desde 1980", abundó el analista Rubén Vargas.

Analistas han señalado que el grupo busca relanzarse con una estrategia que privilegia la acción política sobre la violencia armada, tratando de borrar la imagen de terror que sembró en el pasado.

El 2009 los abogados del fundador de SL, Abimael Guzmán, dijeron que éste había dado luz verde desde prisión para que sus simpatizantes participen en procesos electorales.

Fue precisamente la captura y condena a cadena perpetua de Abimael Guzmán en 1992, que implicó una derrota militar lo que debilitó gradualmente a SL, ya que con él fue cayendo todo su estado mayor.

Desde su prisión, su fundador propuso en 1993 un acuerdo de paz al gobierno de Alberto Fujimori que no fue aceptado.

Según las autoridades peruanas las fuerzas de SL no representan una amenaza para la seguridad de Perú y sus seguidores no superan los 150 hombres, a diferencia de la década del 80 y principios de los 90, cuando sumaban más de 5.000.

bur-jlv/ljc


Otras noticias

Contenido patrocinado