Buscar

Sheriffs advierten que ley de Arizona esparcirá temor entre hispanos en EEUU

AFP
17/05/2010 - 20:24

La ley antiinmigrantes de Arizona puede tener el efecto de esparcir el temor entre la comunidad hispana en Estados Unidos y erosionar la colaboración de ésta con la policía en la lucha contra el crimen, afirmaron este lunes varios jefes policiales.

La población hispana "tiene miedo y preocupación y se han comunicado con mi oficina sobre este tema para indagar cuál va a ser nuestra respuesta", indicó el sheriff del condado Washoe de Nevada (oeste), Mike Haley, en una teleconferencia en la que participaron varios jefes policiales.

"Cada vez que este tema se toca, genera mucha preocupación en nuestra comunidad", secundó el jefe de la policía del condado de Montgomery de Maryland (este) y también directivo de una asociación que agrupa a más de medio centenar de sheriffs estadounidenses, Thomas Manger.

La ley SB 1070 de Arizona (suroeste), que entrará en vigencia en dos meses y obliga a la policía local a detener y verificar el estado migratorio de personas "sospechosas", sin que hayan cometido un delito, ha recibido un caudal de críticas que afirman que promoverá la discriminación racial.

El gobierno de Barack Obama la ha fustigado y estudia impugnarla judicialmente, algo que ya han hecho varios grupos defensores de los hispanos.

Los jefes de la policía afirmaron que la ley es contraproducente porque genera temor en la población hispana tanto legal como ilegal y reduce la colaboración con las autoridades.

Arturo Venegas, ex jefe de la policía de la ciudad de Sacramento, California (oeste), dijo que con la ley de Arizona puede suceder lo mismo que con una directiva vigente actualmente, la 287(g), que permite a policías de 23 estados del país comprobar el estatuto migratorio de un detenido.

"Tienes a alguien en una jurisdicción vecina que es arrestado y deportado y los rumores empiezan a esparcirse", dijo Venegas. "De un plumazo toda la comunidad policial es tachada de dedicarse a la deportación", afirmó.

"Entonces tienes la tarea de justificar esa conducta" ante la comunidad hispana, agregó.

Manger recordó que en su condado una de cada tres personas nació fuera de Estados Unidos.

"La confianza y la cooperación que son un componente esencial del trabajo policial con la comunidad tiene que ser ganado día a día", agregó Manger.

du/jz/aic


Otras noticias

Contenido patrocinado