Buscar

DESTACAMOS
Marc Márquez logra la remontada en Aragón y da un golpe al Mundial de MotoGP

Holanda y el maleficio del eterno candidato que siempre pincha

AFP
20/05/2010 - 16:23

Dos veces subcampeón mundial (1974 y 1978) y semifinalista en 1998, Holanda se ha ganado el mote de 'eterno candidato que pincha' en las grandes citas, en las que sólo ha podido ganar una Eurocopa (1988), pese a sus planteles galácticos y su fútbol exquisito.

Los holandeses de Bert van Marwijk ya anunciaron a través de su técnico que el objetivo que tienen en Sudáfrica-2010 es "ser campeones mundiales" para hacer justicia y ponerse a la altura de otros gigantes como Italia, Brasil, Argentina, Alemania, Francia, Uruguay e Inglaterra, que ya han festejado.

Su único título es el logrado en la Eurocopa de Alemania-1988, cuando tenían en sus filas a Ruud Gullit, Marco van Basten y Frank Rijkaard, líderes de una generación de oro que perdió la ocasión de ganar un Mundial en Italia-1990, cuando fue eliminada en octavos frente a la 'Mannschaft' de Lothar Matthaus.

La mayor frustración de Holanda fue que una de las mejores generaciones de la historia, liderada por Johan Cruyff, mejor jugador de los setenta, no ganara el título, dejando al volante con un palmarés cojo, lejos de leyendas como Pelé, Franz Beckenbauer o Diego Maradona, que sí fueron campeones mundiales.

Para su novena participación en Copa del Mundo en Sudáfrica-2010, Holanda, que se clasificó haciendo pleno de victorias en las eliminatorias europeas, acudirá una vez más con una plantilla brillante, similar a la de la Eurocopa-2008, en la que asombró en la primera fase.

En aquella cita de Suiza y Austria, los neerlandeses apabullaron al campeón y subcampeón del Mundial de Alemania-2006, Italia y Francia, pero se hundieron en cuartos de final frente a Rusia.

El fiasco no llamó la atención por los fracasos seguidos que acumula, recordándose principalmente la caída en la final de 1974 contra una Alemania muy inferior que doblegó a Cruyff, Johan Neeskens, Ruud Krol y compañía (2-1).

El fútbol total de la Naranja Mecánica' volvió a pinchar en la final de 1978 frente a Argentina (3-1), para acrecentar el maleficio que lo perseguía desde sus inicios, cuando terminó con medalla de bronce en los Torneos Olímpicos de 1908, 1912 y 1920.

"Siempre estuvimos orgullosos de nuestra manera de jugar. Hicimos cosas importantes en el mundo del fútbol con esta manera de juego. Alcanzamos dos finales y ganamos una Eurocopa. Para ser un país pequeño esto es un gran éxito", analizó Gullit recientemente.

"El equipo está bien, pero sólo uno puede ganar. Todo el mundo cuando ve a Holanda en el Mundial dejamos algo bueno. No muchos países pueden decir eso", añadió en perspectiva de Sudáfrica-2010, aunque en sus palabras se huele conformismo.

En los últimos diez años Holanda estuvo muchas veces entre los diez primeros clasificados de la FIFA y llega a tierra africana como cuarto del ránking mundial, lo que habla de una verdadera potencia con posibilidades de título, aunque Gullit piensa que podría faltar realismo que tiene ahora Inglaterra.

"No tienes que jugar bien para ganar e Inglaterra con Fabio Capello se acerca al título Mundial por el camino conservador. Es el camino correcto y así puedes llegar a la cima rápido. Holanda es demasiado ofensiva y lo acaba pagando", pronosticó el ex Balón de Oro.

Generaciones doradas lo han pagado. La Holanda de Dennis Bergkamp, Clarence Seedorf, Edgard Davis y Patrick Kluivert lo pagó en semifinales contra Brasil en Francia-1998.

Antes lo había sufrido en cuartos de EEUU-1994 contra la 'canarinha', con un equipo en el que estaban los hermanos Frank y Ronald De Boer y Ronald Koeman.

El último trago amargo fue en octavos de Alemania-2006 frente a Portugal, y ni siquiera la presencia del mítico Marco van Basten como técnico pudo torcer la historia.

Ahora, con el técnico Bert van Marwijk, Arjen Robben, Dirk Kuyt, Rafael van der Vaart, Wesley Sneijder y Robin van Persie, todos presentes en 2006, van por la revancha.

afp/psr


Otras noticias

Contenido patrocinado