Buscar

elSuperLunes
¡Ya es elSuperLunes! Con sólo un click, descargue gratis su edición de elEconomista

Liberadas dos adolescentes que llevaban casi un año encadenadas en un sótano

20/05/2010 - 19:02

La Policía de la ciudad china de Wuhan, en el centro del país, ha liberado a dos adolescentes que llevaban encadenadas en el sótano de una casa desde hace casi un año, según informaron este jueves diferentes medios chinos.

MADRID, 20 (EUROPA PRESS)

La Policía de la ciudad china de Wuhan, en el centro del país, ha liberado a dos adolescentes que llevaban encadenadas en el sótano de una casa desde hace casi un año, según informaron este jueves diferentes medios chinos.

Las chicas, de 16 y 19 años, fueron rescatadas después de que un técnico encontrara una nota que habían introducido en una televisión estropeada. El presunto secuestrador, Zeng Xiangbao, de 39 años, llevaba bajo custodia policial una semana por un caso de violación que no tiene relación con el actual.

Aún no se sabe si las niñas, que fueron halladas desnudas, sufrieron abusos sexuales, informa la BBC. Las dos fueron encontradas en un sótano de una vivienda de dos plantas en esta ciudad, situada en la provincia de Hubei.

La adolescente de 19 años, cuya desaparición fue denunciada en julio del año pasado, vivía a tan sólo 200 metros de la casa donde permanecía confinada. El tío de una de las víctimas indicó que las muchachas --que sobrevivían a base de los fideos que habían encontrado en la habitación después de que su secuestrador no regresara-- habrían muerto de hambre si no hubiesen sido halladas.

El descubrimiento se realizó después de que el técnico retirara la cubierta de una televisión para repararla y encontrara la nota de las niñas. "¡Ayuda! Llevamos retenidas en un lugar subterráneo desde hace más de un año", según se leía en la nota, que contenía un esbozo del lugar donde estaban retenidas y el teléfono del padre de la adolescente de 19 años.

Un amigo del técnico llamó entonces al número del padre y después avisó a la Policía. Los policías registraron la zona y descubrieron la habitación subterránea, que había sido encubierta con diferente material. El presunto secuestrador, Zeng, que vivía con su madre de 70 años en la casa, había sido arrestado una semana antes acusado de violación.

Otras noticias

Contenido patrocinado