Buscar

elSuperLunes
¡Ya es elSuperLunes! Con sólo un click, descargue gratis su edición de elEconomista

La UCI lamenta las declaraciones de Landis sobre su dopaje y Armstrong

AFP
20/05/2010 - 18:55

La Unión Ciclista Internacional (UCI) lamentó este jueves las acusaciones del ex corredor Floyd Landis, que reconoció haber participado en programas de dopaje, a los que vinculó a otros corredores, entre ellos su compatriota Lance Armstrong.

A través de un comunicado, la UCI declaró haber "tenido constancia de las acusaciones del señor Floyd Landis publicadas en el Wall Street Journal" y lamentó que el ex ciclista señale públicamente a personas "sin dejar tiempo a las instancias estadounidenses concernidas para desarrollar investigaciones".

Landis, que perdió la victoria que consiguió en el Tour de Francia de 2006 por haber dado positivo en un control antidopaje, afirmó en los correos electrónicos a los que tuvo acceso el Wall Street Journal que comenzó a doparse bajo la dirección de Johan Bruyneel, cuando éste último era responsable deportivo del equipo US Postal.

Bruyneel es el actual responsable de la formación ciclista RadioShack, en la que milita Armstrong, que fue compañero de equipo de Landis y quien, según declaró éste último a la prensa de su país, le ayudó a comprender el uso de los productos dopantes.

En declaraciones recogidas por la página de Internet espn.com, Landis, de 34 años, reveló que se había dopado durante su carrera, una práctica en la que vinculó a Armstrong, aunque precisó que no tenía pruebas materiales contra otros corredores.

"Él (Armstrong) y yo tuvimos largas discusiones en nuestras salidas de entrenamiento en las que me explicó la evolución de los análisis contra el EPO (eitropoyetina) que hacían necesarias las transfusiones (de sangre)", según citó el Wall Street Journal las palbras de Landis.

"Quiero lavar mi conciencia, no quiero ser más parte de ese problema", dijo a espn.com antes de precisar que utilizó EPO, hormonas de crecimiento y transfusiones de sangre, además de hormonas femeninas y, una sóla vez, insulina, durante los años que corrió con US Postal (entre 2005 y 2006) y con Phonak (entre 2005 y 2006).

Frente a las acusaciones, Armstrong mostró su rechazo diciendo que "no vale la pena ni siquiera comentar". "No voy a gastar mi tiempo ni el de ustedes", afirmó este jueves.

Ante las declaraciones de Landis, la "UCI deja a las personas acusadas por Landis de tomar una posición en lo que les concierne", según el comunicado de la federación internacional.

"Una investigación neutra es un derecho fundamental, tal y como comprenderá el señor Landis, que ha protestado durante dos años contra las pruebas de su infracción al reglamento antidopaje en 2006", agregó la UCI.

Landis, que dio positivo por consumo de testosterona en un control antidopaje del Tour de Francia 2006, negó en su momento haberse dopado y desencadenó una larga batalla jurídica que duró dos años para defenderse.

En junio de 2008, el Tribunal Arbitral del Deporte (TAS) acabó dando la razón a la Agencia Arbitral Estadounidense Independiente (AAA), que se manifestó contra el corredor.

Tras el proceso judicial, Landis se arruinó debido a los recursos que presentó para defenderse y que llegaron a costarle unos dos millones de dólares (unos 1,6 millones de euros).

Por su parte, la Agencia Mundial Antidopaje (AMA) se gastó 1,8 millones de dólares (1,45 millones de euros) para evitar que el corredor quedara limpio.

jm/pga/sm/dr


Otras noticias

Contenido patrocinado