Buscar

Calderón se dirige al Congreso de EEUU en una visita dominada por la migración

AFP
20/05/2010 - 20:49

La migración y la suerte de millones de indocumentados en Estados Unidos dominaba la visita de Estado que el presidente mexicano, Felipe Calderón, tenía previsto cerrar este jueves en Washington, con un discurso ante el pleno del Congreso estadounidense.

Calderón tenía previsto dirigirse a ambas cámaras del Congreso a partir de las 11H00 locales (15H00 GMT), y luego reunirse con los líderes de la Cámara de Representantes y del Senado.

La reforma migratoria integral que busca el gobierno de Barack Obama iba a predominar en ese discurso presidencial, coincidieron fuentes oficiales.

El último presidente mexicano que se dirigió al Congreso estadounidense en pleno fue Vicente Fox en septiembre de 2001, justo cuando el presidente George W. Bush empezaba a tantear el terreno para una reforma migratoria, que fracasó posteriormente en dos ocasiones sucesivas, en 2006 y 2007.

Obama volvió a reiterar el miércoles, en la primera jornada de la visita de Estado de Calderón y su esposa Margarita Zavala, su apoyo decidido a esa reforma, pero recordó que no cuenta con los votos suficientes.

Ambos presidentes criticaron también la polémica ley SB 1070 promulgada en el Estado fronterizo de Arizona (al suroeste), que declara delito estatal la migración ilegal y obliga a la Policía a pedir la documentación a toda persona "bajo sospecha razonable" de que es indocumentada.

La migración dominó incluso los actos paralelos de la agenda oficial, como una visita que las primeras damas, Michelle Obama y Margarita Zavala, realizaron a una escuela de las afueras de Washington.

El tema oficial de la visita era un programa de Michelle Obama contra la obesidad infantil, pero una alumna sorprendió con una pregunta directa a la primera dama estadounidense.

"Mi mamá dice que Barack Obama está expulsando a todos los que no tienen papeles", le espetó la niña.

"Eso es algo en lo que tenemos que trabajar para asegurarnos que la gente pueda estar acá con papeles, ¿verdad?", dijo Obama.

La niña insistió: "Pero mi mamá no tiene papeles".

"Bueno, tenemos que arreglar eso, y todos tenemos que trabajar juntos con el Congreso para asegurarnos de que eso suceda", respondió la primera dama.

La anécdota volvió a resurgir en la cena de Estado con más de 200 invitados en la Casa Blanca.

Obama ha afirmado que quiere una reforma migratoria integral, que implique una legalización de los indocumentados, pero a cambio de multas, de que aprendan inglés y de que formulen una petición formal, que los ponga a la cola de los miles que solicitan la entrada legal en el país cada año.

"Algunos chicos muy entusiastas hicieron ejercicio con Michelle y Margarita hoy" dijo Obama entre risas en el brindis de honor del miércoles por la noche. "Cada uno de esos niños tiene un sueño. Sin embargo, sabemos que en la vida no es suficiente tener un sueño. Como escribió el extraordinario escritor Octavio Paz en uno de sus poemas, debemos 'merecer lo que soñamos'".

Obama propuso entonces un brindis a la salud de "los sueños de nuestros niños".

"Yo no sé si usted y yo merecemos nuestros sueños, pero sé que ambos los tenemos y que luchamos todos los días para merecerlos. Y por lo mismo, sé que los vamos a alcanzar", dijo a su vez Calderón.

"Los invito a todos a que me acompañen a un brindis por la felicidad de nuestros pueblos", concluyó el presidente mexicano.

Otras noticias

Contenido patrocinado