Buscar

Presidente brasileño anuncia guerra al 'crack' o 'pasta base' de cocaína

AFP
20/05/2010 - 21:27

El presidente brasileño, Luiz Inacio Lula da Silva, anunció este jueves un plan de combate al 'crack' ('pasta base' de cocaína), una devastadora droga en expansión en las periferias de las urbes brasileñas y de países de la región.

"Vamos a encontrar la manera de jugar muy duro en el combate al crack", anunció Lula en un evento en Brasilia ante los alcaldes de todo el país.

"No vamos a permitir que una generación de jóvenes pierda un futuro cada vez más prometedor", añadió.

El mandatario anunció una inversión de más de 200 millones de dólares en este plan antidrogas, que intentará coordinar a servicios de salud, asistentes sociales, la Iglesia y organizaciones sociales.

El 'crack' es una mezcla de pasta de cocaína (cocaína no tratada), vidrio molido y productos químicos (parafina, bencina, éter, ácido sulfúrico, entre otros). Sus efectos son devastadores para la salud y genera una altísima dependencia, lo que -sumado a su bajo costo- ha hecho que su consumo se expandiera enormemente en Brasil, Argentina y Uruguay.

"No tenemos mucha información sobre esa droga, pero lo que sabemos es que no es una droga de rico, es una droga más para pobre, utilizada en las periferias y las pequeñas ciudades. Lo que es grave es que mata, es barata, cualquiera la puede utilizar y está teniendo un efecto devastador", no solo en la salud, sino en el aumento de la violencia y delincuencia, denunció Lula.

"El crack es una droga de alta desagregación social: el individuo pierde los lazos con la escuela, la familia, el trabajo y la sociedad. Por eso, para combatirlo es necesario un trabajo social activo, que permita el tratamiento y la reinserción en la sociedad", explicó el ministro de Justicia, Luiz Paulo Barreto, en rueda de prensa.

"Al menos en Brasil, no hay grandes traficantes, son básicamente pequeños", es una droga traficada en forma muy dispersa "lo que hace más difícil combatirla", añadió el ministro a definir las complicaciones de su control, para lo que se pretende aumentar la fiscalización en las fronteras.

El último dato que maneja el Centro Brasileño de Informaciones sobre Drogas Psicotrópicas es de 2005, cuando más de 380.000 brasileños (0,7% de la población) había consumido crack alguna vez. Todo parece indicar que desde entonces el consumo de crack creció enormemente.

ym/arc/pz


Otras noticias

Contenido patrocinado