Buscar

Destacamos
La bandera de Venezuela se cuela en la alfombra roja de los Premios Platino de cine

La CIA usó el 'ahogamiento simulado' para obtener pistas sobre Bin Laden

Europa Press
4/05/2011 - 7:35

El director de la CIA, Leon Panetta, ha admitido que los interrogatorios en los que se ejerció la táctica de 'ahogamiento simulado' contra presuntos terroristas sirvieron para recabar información que, junto a otras fuentes, llevó a localizar al líder de Al Qaeda, Usama bin Laden.

"Claramente utilizaron estas intensas técnicas de interrogatorio contra algunos de estos detenidos", ha admitido Panetta, en referencia a miembros del aparato de Inteligencia.

"El debate de si habríamos obtenido la misma información mediante otras fuentes, siempre será una pregunta abierta", ha añadido en las declaraciones realizadas el martes (madrugada del miércoles en España) a la televisión estadounidense NBC.

Las técnicas

"En los asuntos de Inteligencia tienes múltiples fuentes de información (...) algunas de ellas vinieron de los detenidos y de los interrogatorios de los detenidos, también tuvimos información de otras fuentes", prosigue Panetta, quien no dudó en confirmar que entre las técnicas utilizadas durante los interrogatorios, se encuentra el 'ahogamiento estimulado'. Dicha táctica consiste en simular la asfixia, para lo cual puede utilizarse agua, presionar la cabeza de la víctima con una bolsa de plástico o una mezcla de ambos.

En cuanto a las dudas sobre si el objetivo de la misión era acabar con la vida de Bin Laden o capturarle, Panetta ha aclarado que los agentes especiales contaban con el visto bueno para matarle. "Pero además, como parte de las reglas de combate, si inmediatamente levantaba las manos y ofrecía ser capturado, entonces obviamente habría oportunidad de capturarle, pero esta oportunidad nunca se dio", ha relatado.

Pakistán, al margen

El jefe de Inteligencia quiso reiterar los riesgos que conllevaba el operativo. Como ya había comentado a otros medios, cabía la posibilidad de que las fuerzas paquistaníes fueran alertadas e intervinieran, algo para lo que no hubo tiempo. "El comandante de la operación confiaba en poder entrar y salir entre 30 y 35 minutos (...) Completamos esta operación en 40 minutos y teníamos a todo el mundo de vuelta a su país", prosigue. Según ha precisado, los agentes contaban con helicópteros de apoyo por si la misión no salía como estaba previsto.

Pese a que Estados Unidos no informó en ningún momento a Pakistán sobre sus planes, Panetta recuerda que el presidente, Barack Obama, aclaró en su día a los paquistaníes que si se hacía con pruebas contundentes sobre el paradero de Bin Laden, las fuerzas estadounidenses le capturarían. "Eso es exactamente lo que pasó. El único momento en el que los paquistaníes lo descubrieron fue después de que tuviera lugar la misión", sentencia el jefe de la CIA, que abandonará su cargo este mismo año.

No obstante, valora que Washington pueda contar con Islamabad en la lucha antiterrorista y en la guerra de Afganistán, y de hecho afirma que al comunicar expresamente la noticia, los paquistaníes trasladaron, "interesadamente o no", sus felicitaciones.

Además ha confirmado que las autoridades de ese país mantienen detenidos a algunos familiares de Bin Laden que se encontraban en el complejo. Panetta espera poder recabar "valiosa información" de sus testimonios y de todas las pruebas halladas en dicha residencia.

Este ha querido subrayar, por otra parte, que los dirigentes estadounidense tenían "una gran confianza" en los equipos de Mar, Aire y Tierra de la Marina (SEAL-Navy) encargados de la misión, pues "llevaron a cabo esta operación dos o tres veces por la noche en Afganistán".

Continúa la amenaza

Ante la pregunta de si hoy el mundo es más seguro gracias a la desaparición de Bin Laden, Panetta ve normal que ahora la gente tenga esa sensación, pero advierte contra la idea de que "la muerte de Usama bin Laden mata a Al Qaeda". "Al Qaeda sigue siendo una amenaza, van a seguir tratando de atacar nuestro país y creo que debemos seguir estando vigilantes y mantener el esfuerzo para derrotar definitivamente a estos tipos", recomienda.

A su vez, ha recordado cómo al poco tiempo de asumir el cargo, Obama le citó en el Despacho Oval de la Casa Blanca y le transmitió que la primera prioridad era encontrar al líder terrorista.

A su entender, el éxito de la misión envía "un mensaje al mundo: que cuando Estados Unidos fija el foco sobre lo que es importante, sobre lo que tenemos que hacer, hacemos nuestro trabajo". "Ha sido un camino largo y difícil", apostilla.

En la misma entrevista, Panetta ha expresado su convicción de que finalmente el Gobierno mostrará fotos del cadáver de Bin Laden para despejar las dudas sobre su muerte. "El Gobierno, obviamente, está pensando cuál es la mejor forma de hacerlo, pero no creo que haya ninguna duda de que finalmente la fotografía será presentada ante el público", ha dicho Panetta. Previamente el portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney, había dicho que de momento no se ha tomado una decisión.


Otras noticias

Contenido patrocinado

Comentarios 2

#1
04-05-2011 / 10:57
Josu
Puntuación 0

Es la memoria fotográfica, en nuestra era, el 80% de los americanos, europeos y japoneses de menos de 50 años relacionan mentalmente imágenes con ideas; algunos incluso afirman elaborar pensamientos complejos pasando de unas imágenes a otras; visionando conceptos en el cerebro a gran velocidad como si estuvieran sentados ante las pantallas de un cine.

Así piensan hoy en día casi el 99% de los jóvenes del mundo, EEUU es un país joven; y sus enemigos, por ejemplo AlCaeda, también está formada por jóvenes; acostumbrados al cine y la televisión. En los ochenta, se hizo famoso un lema del advertising: un concepto repetido miles de veces se equipara a una verdad. Del mismo modo, una imagen vista y revista hasta la saciedad se convierte en un ídolo.

La idolatría hacia la foto de Bin Laden, es por tanto, un arma de doble filo que merece se analizada con precaución. Sin eres débil, entonces no tienes enemigos; pero los líderes fuertes, tienen también enemigos fuertes. Osama Bin Laden era un enemigo del mundo, y era, el enemigo público número 1 si lo desean.

En el mundo musulmán, las imágenes y retratos son tomadas con inusitada sensibilidad, tanto es que, está prohíbida la representación gráfica de Mahoma en los templos de culto que gustan de vidrieras, coloridas, abstractas y con formas geométricas o que recuerdan a Yaveh.

Del mismo modo, la familia Bin Laden tiene algo de consideración de sagrada, por pertenecer, sin duda, a las clases altas saudíes. La naturaleza sí puede ser expresada con realismo y fidelidad total, sin embargo, la acción de Alá sobre el mundo debe ser excusada porque es materialmente imposible pintar a Alá.

En todo caso, la globalización y modernización ha resultado en la proliferación de símbolos consumistas a lo largo del mundo islámico. Además, la gestación y militarización de AlCaeda exige un paso adelante respecto a las costumbres ostracistas del pueblo musulmán y un intento de civilización con vistas a un futuro de modernidad para el Islam. Esta reivindicación del progreso se encuentra también en las bases del movimiento AlCaeda, del mismo modo, que el movimiento estanilista quedó atrapado por parte del consumismo occidental en la parte correspondiente a Alemania Oriental, Polonia, Ucrania, ... durante la guerra fría.

En resumen, a usted cuando se le muere una persona del entorno cercano o familiar; no pide usted la foto de prueba para comprobarlo, ni desea, como el apóstol San Pedro; meter los dedos en las llagas de las herdidas de Cristo Resucitado para comprobar que se trata del verdadero Cristo: muerto, sepultado y resucitado. No señores, a mi me vengan con fotos. Si dicen que ha muerto Osama Bin Laden será que es cierto. A ninguna persona normal se le ocurriría dudar de eso.

Porque la foto quedará para los ociosos, para las víboras condenadas a reptar por el suelo como un diablo con cinco mil intestinos que nunca acaban de digerir su suerte. Será la foto de los traidores, de los descreídos, de los malnacidos. La foto del oprobio y la verguenza. Por favor, yankees no me fotografíen el día de mi muerte. Como dijo el beato Carol: "dejadme ir al reino de mi padre... ".

#2
04-05-2011 / 10:58
EE Joseluu
Puntuación 0

¿Para qué publicar la foto? ¿para generar "mal rollo" entre los fundamentalistas? Los americanos saben que ha muerto. Los de Al-Qaida saben que ha muerto(no tienen más que llamarle por teléfono y ver si se pone o no).¿A quién más hay que convencer?