Buscar

Colombia advierte del peligro de una alianza entre Chávez y FARC

AFP
6/03/2008 - 17:10

El vicepresidente colombiano, Francisco Santos, calificó este jueves de "bomba a punto de estallar" el apoyo del presidente venezolano, Hugo Chávez, a las FARC y la presencia de esa guerrilla en Ecuador, y reafirmó que ningún insurgente tendrá protección en "ninguna parte".

"Tenemos una bomba a punto de estallar y lo que tenemos que hacer es desactivar esa bomba, que es el apoyo claro del presidente Chávez a las FARC y la presencia de las FARC en Ecuador", dijo Santos en una entrevista brindada a la AFP en la Embajada de Colombia en Bruselas.

"No me quiero anticipar a ningún tipo de hecho, nos vamos a manejar con prudencia. Pero de ninguna manera vamos a parar ninguna operación que permita capturar o dar de baja a un alto miembro de esta organización terrorista", al referirse a la acción del ejército colombiano que el día 1 de marzo permitió abatir al número dos de las FARC, Raúl Reyes, en territorio ecuatoriano.

Santos dijo no creer que "vaya a haber ningún tipo de enfrentamiento" con Ecuador y Venezuela, y acusó a este último país de ser la "raíz del problema" en las actuales tensiones regionales.

"No creo que vaya a haber ningún tipo de enfrentamiento. Eso sería una locura. No vamos a responder con fuerza. No vamos a mover ni un soldado a la frontera. No vamos a caer en ningún tipo de provocación militar, es importante que lo tenga en claro la comunidad internacional", recalcó Santos.

El responsable colombiano insistió en que "la revolución bolivariana del presidente Chávez es un proyecto que pretende desestabilizar todas las democracias continentales" y representa una "amenaza continental que tiene que ser tomada seriamente".

Santos indicó que su país "acepta" la resolución aprobada el miércoles por la OEA (Organización de Estado Americanos), que consideró que el operativo militar colombiano del fin de semana pasado en suelo ecuatoriano "constituye una violación de la soberanía" de Ecuador.

De todos modos, insistió en que los países latinoamericanos no sólo miren el incidente sino el "problema básico", que es la presencia de campamentos de la guerrilla de las FARC (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, marxistas) en territorio ecuatoriano y venezolano.

"Entendemos que frente al incidente fronterizo hay una posición que es muy clara. Pero también nos parece muy importante que los países entiendan que esto va mucho mas allá del incidente. La causa raíz del problema es una alianza para desestabilizar a Colombia creando las bases para desestabilizar otros países", denunció.

"Esto es apenas el principio de lo que creo es una batalla diplomática de largo aliento. Vamos a utilizar todos los mecanismos jurídicos y legales y políticos para que este tema se resuelva, para que existan mecanismos de verificación muy claros por parte de la comunidad internacional de que ese apoyo y esa presencia de las FARC se termina", agregó.

Durante su visita a Bruselas, Santos se reunió con el jefe de la diplomacia europea, Javier Solana, y otros responsables de la Unión Europea para defender la posición de Colombia en el conflicto y presentar los documentos en manos de su gobierno que, a su entender, vinculan a las FARC y Chávez.

Otras noticias

Contenido patrocinado