Buscar

Sportivo Luqueño festeja como un triunfo empate 1-1 ante Sao Paulo

AFP
21/03/2008 - 2:31

Sportivo Luqueño de Paraguay festejó como un triunfo el empate logrado este jueves ante el Sao Paulo de Brasil, en partido válido por el Grupo de 7 de la Copa Libertadores, disputado en el estadio Feliciano Cáceres de Luque, una localidad aledaña a la capital paraguaya.

"Fue un empate con sabor a victoria", declaró el argentino Daniel Lanata, DT del combinado Luqueño, quien destacó la labor de sus pupilos "frente a grande del fútbol mundial", como el Sao Paulo.

Por intermedio del joven delantero Adrián Duarte, el once paraguayo obtuvo el empate al final del cotejo, en momentos que parecía inexorable una derrota de 1-0 ante el combinado brasileño, que ganaba gracias a un cabezazo de Aloisio Da Silva.

Los primeros minutos fueron del Sao Paulo, con el total dominio de pelota de sus incisivos delanteros, Adriano, Borges, y Eder Luis, protagonistas de jugadas peligrosas para el arco paraguayo cuidado por Enrique García.

La superioridad del equipo paulista mermó en el primer tiempo tras confusiones y errores de los defensores paulistas, equivocaciones que fueron muy bien capitalizadas por el desequilibrante Marco Lazaga, el atacante local quien fue una de las figuras del partido.

Luqueño no se achicó y los dirigidos del argentino Daniel Lanata buscaban el gol que no llegó para ninguno de los equipos durante el primer tiempo.

Tras algunos cambios dispuestos por el técnico Muricy en el combinado paulista, en la etapa complementaria había llegado el gol de Aloisio a los 55 minutos, que hizo reaccionar a los luqueños, quienes pelearon de igual a igual a los visitantes.

La entrega y esfuerzo de los luqueños fue total ante un ya tranquilo Sao Paulo, que se perfilaba como un seguro ganador y buscaba otro gol para consolidar su victoria y convertirse en líder del Grupo 7, también integrado por el Audax de Chile y el At. Nacional de Colombia.

El DT local hizo algunos cambios que potenciaron la ofensiva luqueña con taponazos, disparos y cabezazos que terminaban con balones fuera del arco o en las manos del guardameta brasileño.

Los paulistas también insistían por ambos laterales y no fueron pocas las veces que Adriano y Aloisio desquilibraron a los defensores del conjunto local.

El partido se iba, terminaba, Sao Paulo ganaba 1-0, era un triunfo brasileño cantado, los luqueños no llegaban al arco y la desesperación invadía a la parcialidad.

Llegó el minuto 90 cuando dentro del área de Rogerio Ceni el joven y hábil Adrián Duarte aprovechó un error de los paulistas y con un zapatazo de derecha infló la red del arco visitante para el delirio de sus parciales.

Y así Sportivo Luqueño logró el empate que fue festejado como una victoria, con una celebración similar al de la conquista de un campeonato, con miles de fanáticos que con banderas y cánticos invadieron las calles de la ciudad de Luque, en plena Semana Santa.

Erd/tlp

Otras noticias

Contenido patrocinado