Buscar

Deportes
Rafa Nadal se impone a Jack Sock en el super tie-break y da más ventaja a Europa en la Laver Cup

Relaciones con Pekín centran último día de campaña presidencial en Taiwán

AFP
21/03/2008 - 10:11

Los dos candidatos a la presidencia de Taiwán afirmaron el viernes su voluntad de mejorar las relaciones con Pekín, en la víspera de un elección cuya campaña giró en torno al acercamiento con el vecino comunista, criticado por su gestión de la crisis en Tíbet.

El candidato del Partido Democrático Progresista (DPP, en el poder) Frank Hsieh, que se presenta como defensor de la soberanía nacional ante el irredentismo chino, parece haber matizado su discurso.

Hsieh, que el jueves vituperaba todavía contra la represión china en Tíbet afirmando ver el preludio de una próxima invasión de Taiwán, prometió el viernes reanudar el diálogo a alto nivel en caso de victoria.

"Reanudaré el diálogo, especialmente con China", afirmó en rueda de prensa en Taipei. "En el pasado, el DPP fue criticado por su falta de apertura, pero yo privilegiaré la negociación", aseguró.

El diálogo político entre Taiwán y China está estancado desde que el DPP llegó al poder en 2000 poniendo fin a 51 años de gobierno del Koumintang (KMT, partido nacionalista).

También el candidato del opositor KMT, Ma Ying-jeou, favorable a un acercamiento con Pekín, llamó el viernes a mejorar las relaciones con el gigante asiático, un tema que fue la piedra angular de su campaña.

Ma Ying-jeou se declaró a favor de un "acuerdo de paz" y de la creación de un mercado común con el régimen comunista.

Pese a las tensiones diplomáticas, Taiwán está estrechamente ligada a China por las relaciones económicas y comerciales.

En 2007, los intercambios entre China y Taiwán alcanzaron 102.000 millones de dólares. China representa un 21,9% del comercio exterior de Taiwán y atrae al 30% de las exportaciones de la isla.

Y unas 100.000 sociedades de capital taiwanés prefirieron establecerse en China -con una inversión de 150.000 millones de dólares- dado que el continente presenta una tasa de crecimiento y un mercado muy superiores a los de la isla.

Ma, que en días anteriores había criticado con términos de una virulencia poco común la represión "brutal y estúpida" de China en la provincia autónoma de Tíbet, retomó el viernes un lenguaje más moderado.

"Tras la elección, adoptaré una política más flexible (...) para mejorar las relaciones de una parte y de otra del estrecho" que separa a los dos hermanos enemigos, declaró a una radio local.

Estas declaraciones de buenas intenciones hacia el régimen comunista contribuyeron a alentar a la Bolsa de Taipei, que ganó 2,25% al cierre, estimulada también por la recuperación de Wall Street el jueves.

La elección presidencial del sábado estará acompañada por dos referendos. El primero, por iniciativa del DPP, llama a los 17 millones de electores a pronunciarse sobre una enventual adhesión de la isla a la ONU bajo el nombre de Taiwán.

El segundo, propuesto por el KMT, pregunta a los votantes si el país debe entrar en Naciones Unidas y bajo qué denominación.

Taiwán, que se autodenomina República de China, fue desplazada de la ONU por Pekín en 1971. Actualmente, sólo una veintena de países reconoce a la isla, la mayoría de ellos centroamericanos y caribeños, así como algunas islas del Pacífico.

Taiwán y China viven separados de hecho desde 1949, cuando las tropas nacionalistas derrotadas por los comunistas de Mao Zedong se refugiaron en la isla.

En marzo del 2005, el Parlamento chino adoptó una ley antisecesión que legitima el recurso a la fuerza en caso de que isla declare su independencia.

bur-fp/ebe/php/acc/js

Otras noticias

Contenido patrocinado