Buscar

DESTACAMOS
El Real Madrid se da un paseo en Nicosia y alcanza los octavos en Champions, pero no será cabeza de serie

Posible venta libre de computadoras genera expectativa en Cuba

AFP
21/03/2008 - 17:04

Muchos cubanos esperan con gran interés que el Raúl Castro autorice la venta de computadoras, uno de los primeros cambios "paso a paso" que realizará su Gobierno, pues más de 3,7 millones de personas utilizó una de esas máquinas en 2007, pero sólo el 5% lo hizo en su casa.

El diario oficial Granma dijo hace una semana que entre las disposiciones que podrían anunciarse en breve, está "el acceso al turismo y la venta de equipos", en referencia a computadoras, DVD, hornos microondas y otros productos electrónicos, cuya circulación fue limitada en 2003.

Esa limitación forma parte de "el exceso de prohibiciones y medidas legales, que hacen más daño que beneficio", denunciadas por Raúl a fines de 2007 y cuya abolición, según dijo el 24 de febrero, tendría lugar "en las próximas semanas".

El propio presidente señaló que "detrás de cada prohibición incorrecta, búsquese un buen número de ilegalidades".

Algunas personas tienen computadoras en sus casas. Las compraron en el mercado negro o se las trajeron de otros países. También algunas fueron armadas, pues muchos componentes se pueden comprar en tiendas en divisas.

Una encuesta oficial sobre "Tecnologías de la información y las comunicaciones (TIC) uso y acceso en Cuba" (enero-diciembre 2007), dijo que el 33,2% de los 11,2 millones de cubanos operó una computadora el pasado año y si se acota el grupo a entre 6 y 60 años, llega al 40,1% de la población.

A la pregunta de dónde la usó, los encuestados dijeron que en centros de estudios (56,7%), centros de trabajo (32,1%), Joven Club (centros donde se imparten cursos gratuitos de computación, más de 600 en todo el país, 5,4%) en el hogar (5,2%) y otros lugares (0,6%).

Miguel, un mecánico de autos por cuenta propia le compró la suya a otra persona. En ella guarda manuales de coches de diferentes marcas y otros datos que le permiten ser más eficiente. Su esposa, costurera, guarda diseños y sus hijos, escolares, practican las clases de computación que reciben en la escuela.

Según la encuesta citada, los que más manipularon esas máquinas en 2007 fueron niños y adolescentes: el 81% de los de 6-11 años y el 90,1% de los de 12-16, seguidos de los universitarios, 17-23 años, el 59,4%.

El director de Estrategia de la Oficina para la Informatización, Francisco Hartmann, dijo que al cierre de 2005, Cuba contaba con 377.000 computadoras, una relación de 3,4 PC/100 habitantes.

Especialistas calculan que esa proporción creció. Más de 40.000 jóvenes estudian diferentes especialidades de computación, las empresas se informatizan cada vez más y en junio de 2007 el Gobierno flexibilizó las regulaciones aduaneras, permitiendo la importación no comercial de PC y, en el caso de residentes, pagar el impuesto en moneda nacional.

Un asunto que hasta ahora no parece preocupar a nadie es la compra de los programas para las PC.

El mismo embargo norteamericano que deja pérdidas millonarias a la isla cada año desde 1962, impide a las grandes compañías estadounidenses comercializarlos y controlarlos en la isla, dando paso a la piratería.

El acceso a internet es otro problema. Las autoridades alegan que el embargo no les permite conexión por cable, y deben hacerlo por satélite, más caro y limitado. El poco ancho de banda disponible, señalan, sólo permite priorizar a las instituciones y a algunos profesionales como médicos y periodistas.

Una empresa mixta cubano-venezolana trabaja en un cable entre esos dos países, un proyecto que tardará algunos años. Entonces, y con muchas más computadoras privadas, el reclamo de conexión será mayor.

cb/rd/ple/jb

Otras noticias

Contenido patrocinado


El flash: toda la última hora