Buscar

Dick Cheney habla de petróleo y de Irak con el rey saudí

AFP
21/03/2008 - 18:56
Cotizaciones relacionadas
Petroleo 716,74 0,00%

El vicepresidente estadounidense, Dick Cheney, se reunió el viernes con el rey Abdalá de Arabia Saudí para pedirle que se implique más en la concesión de ayuda para Irak y Afganistán, así como en la contención de la subida de precios del petróleo.

Cheney, de gira por el Golfo, fue recibido por el monarca en su finca de Janadriya, en la región de Riad, donde lo condecoró con las insignias del rey Abdel Aziz, la más alta condecoración del país.

El rey saudí recordó a Cheney "la amistad" que une a sus dos países, antes de iniciar su encuentro a puerta cerrada.

Durante una pausa en las conversaciones, el vicepresidente Cheney, su esposa Lynne y su hija Liz, presenciaron un espectáculo ecuestre.

Aunque no trascendió el contenido de las conversaciones, el asesor de Cheney para Seguridad Nacional, John Hannah, declaró que "van a pasar revista a asuntos diplomáticos y de seguridad y (ver) en qué punto nos encontramos actualmente en lo relativo al mercado mundial de la energía".

Arabia Saudí, principal potencia petrolera y jefe de filas de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), es uno de los principales aliados de Estados Unidos, cuya economía se encuentra amenazada de recesión debido a la subida de los precios del crudo y la caída del dólar.

El mercado petrolífero se caracterizó en las últimas semanas por un aumento constante del precio del barril de crudo hasta sobrepasar la histórica barrera de los 110 dólares, antes de que el valor cayese por debajo de los 100 dólares por barril en el mercado neoyorquino el pasado jueves.

Cheney prevé, asimismo, abordar los esfuerzos por disuadir a Irán de proseguir con su polémico programa nuclear, según un importante responsable estadounidense que pidió el anonimato.

La reunión también tratará el caso sirio y la crisis política libanesa.

Además Cheney, como ya ha hecho con otros dirigentes árabes, pedirá al Rey que intensifique sus esfuerzos para ayudar a Estados Unidos en Irak y Afganistán.

Arabia Saudí es la cuarta etapa de una gira de Cheney por la región que le llevó a Irak, Omán y Afganistán.

A principios de esta semana, Cheney invitó desde Bagdad a los países "amigos de los estadounidenses", como Arabia Saudita, a que envíen embajadores a la capital de Irak para contrarrestar la influencia iraní. "Si los Estados del Golfo están inquietos por la influencia de Irán sobre Irak, uno de los medios para contener esto es comprometerse a tener una presencia aquí", justificó.

Según responsables estadounidenses, Cheney también reclamará al rey Abdalá que promueva mayores inversiones privadas en Afganistán y más ayuda para la reconstrucción de ese país, así como más apoyo en la lucha contra el terrorismo en Pakistán.

Según la lista de donantes, "Arabia Saudita y los países del Golfo no figuran en la cabeza de estos países, por lo que evidentemente pueden hacer más", dijo uno de estos responsables.

La gira de Cheney, de la que restan las visitas a Israel, Cisjordania y Turquía, coincide con el quinto aniversario de la invasión de Irak.

ok/tm/tp/erl-mcd/gc

Otras noticias

Contenido patrocinado