Buscar

Destacamos
Críticas de los fans de Alejandro Sanz: 'Feel the Live' se cae e impide ver el concierto 'Más es más' pese a haber pagado

Congreso de Brasil analizará restricciones al espionaje telefónico (prensa)

AFP
21/03/2008 - 21:34

El Congreso brasileño debería aprobar a corto plazo un proyecto de ley del Ministerio de Justicia para restringir el espionaje telefónico de los servicios de inteligencia, tras divulgarse que en 2007 unas 409.000 líneas fueron intervenidas con autorización judicial.

De acuerdo con la última edición de la revista semanal IstoÉ, "asustado con la invasión legal de la privacidad, el Congreso debe aprobar una ley que restringe la práctica de escuchas telefónicas por la policía".

El medio indicó en base a testimonios de legisladores que el Congreso tramitaría el proyecto "con rapidez" pues los datos de que hubo 409.000 teléfonos en seis operadoras espiados por la policía "generó una sensación súbita de pérdida general de la privacidad" en los integrantes de una comisión de diputados sobre el tema.

Esta semana el ministro de Justicia, Tarso Genro, debe enviar el proyecto al Congreso con nuevas restricciones a las prácticas policiales, ante las críticas surgidas de distintos ámbitos por lo que se denomina la creación de un "Gran Hermano" --especie de estado hipercontrolador de la vida de sus ciudadanos--.

"La idea es que no haya escuchas (telefónicas) con plazo indefinido", señaló el secretario de Asuntos Legislativos, Pedro Abramovay.

Entre los cambios será obligatoria la destrucción de pedazos de grabaciones no utilizadas y el tiempo para realizarlas pasaría de los actuales 15 a 60 días, solo que el plazo máximo para efectuarlas se extenderá hasta 360 días sin posibilidad de renovación por tiempo indeterminado como ocurre a la fecha.

De su lado, el presidente de la Comisión sobre el tema en Diputados y ex comisario de la Policía Federal, Marcelo Itagiba (PMDB, centro), resaltó que "si se lleva en cuenta que cada dueño de teléfono llama al menos 50 veces para personas en un mes, solo hay que multiplicar" para ver los alcances.

En ese sentido, Itagiba dijo que apenas legalmente daría aproximadamente 20 millones el número de personas cuyas conversaciones son grabadas, sin contar las no autorizadas que han incluido a jueces, jerarcas y ministros.

"Es un estado de neurosis amplia, general e irrestricta", declaró indignado el presidente de la Orden de Abogados de Brasil, Cézar Britto.

llu/du

Otras noticias

Contenido patrocinado