Buscar

EEUU y Honduras, 'relax' y piscina, el resto 'chiveado' y "deprimido"

AFP
21/03/2008 - 23:38

Con el pasaje olímpico en sus maletas, los jugadores de Estados Unidos y Honduras prefirieron relajarse en la piscina antes del partido por la final del Preolímpico Sub-23 de la Concacaf, mientras los de Guatemala y Canadá buscaban antídotos contra la depresión.

Estadounidenses y hondureños aseguraron los dos cupos del torneo a los Juegos Olímpicos de Pekín y ahora se aprestan a luchar por el título el domingo, en el LP Field Stadium de Nashville (Tennesse).

En las semifinales del jueves Honduras superó a Guatemala 6-5 en una tanda de penales que sucedió a un empate sin goles en el tiempo reglamentario, y Estados Unidos se impuso a Canadá 3-1 con dos goles de su astro Freddy Adú.

Tanto Peter Nowak, técnico de los norteamericanos, como el colombiano Alexis Mendoza, estratega de los 'catrachos', prefirieron darle un respiro a sus hombres antes del encuentro definitorio, que será una revancha de la primera ronda.

En partido del Grupo A jugado en Tampa (Florida), la escuadra del Tío Sam se impuso por la mínima (1-0), por un penal de Eddie Gaven en el último minuto de juego.

"Ojala no los ayuden ahora como hicieron en la primera etapa. De todas formas estamos advertidos y saldremos a luchar el título, pues eso nos colocaría como cabeza de serie en las Olimpiadas", indicó Mendoza, en un aparte con la AFP.

Parte del cuerpo técnico hondureño se fue a almorzar a un popular restaurante mexicano en los suburbios de Nashville, donde planificaron una comida para toda la delegación la noche del sábado.

"Antes del partido con Guatemala celebramos con una comida en otro restaurante mexicano en el 'downtown' (centro de la ciudad), y eso nos dio suerte", dijo Miguel Escalante, asistente de Mendoza.

De su lado, Rodrigo Kenton, costarricense que dirige al seleccionado de Guatemala, decidió llevar a sus alicaídos muchachos a respirar aire puro al terreno de la Universidad de Trebecca, al norte de Nashville.

El DT pretende mentalizar positivamente a su tropa antes del partido contra Canadá, por el tercer lugar de la justa.

"Lo que pasó, pasó. De nada vale pensar en pasado y lamentarse. Estoy orgulloso de estos muchachos", expresó Kenton.

Los 'chapines' se prepararon como nunca para este torneo, con el objetivo de clasificarse a sus cuartos Juegos Olímpicos, primeros desde Seúl-1988.

El trabajo de Kenton durante ocho meses con la Sub-23 de Guatemala se vio reflejado cuando el equipo se clasificó primero del Grupo B jugado en Carson (California), por encima del favorito México, que regresó a su casa humillado y apaleado.

"La verdad es que no tenemos ánimos para estar hablando. Estamos chiveados (molestos), frustrados, porque todo el esfuerzo de estos meses fue en vano", expresó el arquero Ricardo Jerez.

Canadá ni siquiera se movió del hotel. Mark Watson, portavoz del equipo, dijo que los chicos estaban "sumamente deprimidos y tristes".

Y no es para menos. Después del 5-0 que le encajaron a Guatemala en primera ronda, y que sacó a México del torneo, los de la hoja de maple se creyeron a pie juntillas su historia de Cinderella (Cenicienta).

psl/du


Otras noticias

Contenido patrocinado