Buscar

Ma Ying-Jeou, artesano del renacimiento del Kuomitang taiwanés

AFP
22/03/2008 - 16:04

Con un doctorado en Derecho por Harvard bajo el brazo y un físico de galán de cine, el ganador de las elecciones presidenciales en Taiwán, Ma Ying-Jeou, es el artesano de renacimiento del histórico partido nacionalista Kuomitang (KMT) tras ocho años de travesía del desierto.

Este ex alcalde de Taipei de 57 años tiene una reputación de incorruptible, pero también de político sin concesiones, incapaz de la menor apertura a sus adversarios. "Un hombre de teflón", lo apodan sus críticos.

Nacido en Hong Kong, Ma empezó su carrera en el KMT en 1981 como intérprete presidencial antes de acceder en 1993 al ministerio de Justicia.

Su rigor le atrajo las críticas de responsables de su partido, potentados de gigantescos conglomerados industriales, temerosos de su estilo duro sin concesiones. En 1996 es sustituido en el cargo.

En 1998 se hizo con la alcaldía de Taipei, donde fue reelegido en 2002.

Nombrado a la presidencia del KMT en 2005, dimitió en febrero de 2007 tras su inculpación por presunta malversación. En agosto de 2007 fue declarado inocente, aunque su caso sigue pendiente de una apelación.

Se impuso como el candidato natural tras la aplastante victoria del KMT en las legislativas de enero de 2008.

Ma es partidario de un "acuerdo de paz" entre China y Taiwán, donde el estado de urgencia fue levantado en 1991. También se pronunció por un vasto "mercado común" y por la reanudación de los servicios postales y comerciales con el continente, interrumpidos desde hace cerca de 60 años.

Prudente, Ma ha reconocido que no piensa abordar la cuestión de negociar la reunificación con Pekín, que amenaza con una intervención militar en caso de que la isla oficializara su independencia.

Acusado por sus rivales de sacrificar los intereses nacionales y de representar el partido de los "chinos del continente", un tema muy sensible, Ma tuvo que radicalizar su discurso tras la reciente oleada de protestas en Tíbet.

Ma fustigó la intervención "brutal y estúpida" de China en su provincia autónoma, y evocó incluso un posible boicoteo de los Juegos Olímpicos.

A lo largo de la campaña electoral, Ma ha propuesto una batería de reformas para luchar contra la alicaída economía, donde el desempleo ha subido en los últimos meses.


Otras noticias

Contenido patrocinado