Buscar

elSuperLunes
¡Ya es elSuperLunes! Con sólo un clic, descargue gratis su edición de elEconomista

Los hospitales de Bagdad y Basora agotan su material médico por los combates entre el Ejército y la milicia chií

1/04/2008 - 17:03

Los hospitales de Bagdad y Basora presentan una falta de material médico después de casi una semana de enfrentamientos entre el Ejército iraquí y los milicianos chiíes, según alertó el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR).

MADRID, 1 (EUROPA PRESS)

"Los hospitales han gastado suministros médicos vitales y necesitan más para atender el flujo de pacientes heridos. Los accesos al agua continúan siendo una cuestión preocupante en determinadas zonas", explicó el CICR en un comunicado.

Cuatro hospitales de Bagdad recibirán próximamente ocho toneladas de suministros médicos, mientras que otras seis serán entregadas a las autoridades sanitarias de tres provincias del sur de Irak --Kut, Hilla y Nayaf--, según el CICR.

Qassim al Midalal, director del Hospital Imam Ali, en el este de Bagdad, dijo en declaraciones a Reuters que el centro tiene necesidades extremas de materiales de emergencia como vendas, ropa de algodón, suturas y otros productos quirúrgicos.

"Necesitamos combustible para nuestros generadores y vehículos, gas para cocinar y comida para los pacientes. Nos enfrentamos también a otro problema, la dificultad que tiene nuestro personal para llegar al hospital debido al toque de queda y los combates", añadió Al Midalal.

PROVISIONES DE COMIDA Y AGUA

Los enfrentamientos han acabado después de que el clérigo radical chií Muqtada al Sadr ordenara a sus milicianos que se retiraran de las calles, aunque en algunas zonas todavía se perciben las tensiones. En Basora el toque de queda ha sido suavizado y ahora sólo es nocturno, mientras que en Bagdad se ha levantado exceptuando el barrio de Ciudad Sadr y otros dos distritos chiíes considerados bastiones de la milicia.

"Mientras en algunas zonas de Bagdad y Basora continúan las tensiones, la gente ha comenzado a moverse libremente otra vez esta mañana. Temiendo un deterioro de la situación están comprando provisiones de comida, agua y otros bienes esenciales", dijo el CICR.

En opinión de un habitante de Basora, "nadie puede garantizar cuánto tiempo durará esta tregua". "No quiero vivir la misma tragedia que la semana pasada. Fue terrible", indicó al mostrar los 250 litros de agua, harina, gas, arroz y comida seca que había comprado.

Otras noticias

Contenido patrocinado