Buscar

Bush viaja a Rumanía, uno de sus mayores aliados en Europa

AFP
1/04/2008 - 16:58

El presidente estadounidense, George W. Bush, inició el martes una visita de 24 horas a Rumanía, uno de sus más fieles aliados en Europa, antes de participar en la cumbre de la OTAN que se celebrarán en Bucarest, la capital, del miércoles al viernes próximo.

En su segunda visita oficial a este país, la primera fue en noviembre de 2002, Bush se entrevistará el miércoles con su homólogo rumano Traian Basescu en Neptun (sureste), junto al mar Negro.

El lugar del encuentro no fue escogido por azar. "Bush lanzó en 2001 el concepto de una 'Europa de libertad ampliándose desde el mar Báltico al mar Negro'. Esta visita simboliza el desenlace de esta visión", subrayó una fuente de la diplomacia rumana.

Procedente de Kiev, donde este lunes prometió su apoyo a un acercamiento de Ucrania y Georgia a la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), Bush no duda del sostén de Basescu, quien el mismo lunes volvió a mostrarse favorable a una ampliación de la Alianza hacia el este de Europa.

"El objetivo de Rumanía es de estar rodeada, por primera vez en su historia, de países aliados", explicó el presidente rumano para justificar su apoyo a la candidatura de estas dos repúblicas más o menos vecinas y reclamó a Rusia, que se opone a la ampliación "a salir de la lógica de la Guerra Fría".

Bucarest se ha convertido en un fiel aliado de Washington en Irak, donde sus tropas permanecerán "el tiempo que haga falta", y en Afganistán, apoyando la petición de refuerzos que la Casa Blanca hace a sus socios de la Alianza.

Rumanía tiene desplegados 646 soldados en Afganistán, de los que 562 forman parte de la Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad (ISAF) de la OTAN y, el resto, forman parte de la operación "Libertad duradera".

Esta ex república del Bloque Comunista podría decidir el envío de otros 120 o 150 hombres a luchar contra los talibanes, aunque antes de tomar la decisión final esperará a ver si el resto de miembros de la OTAN hacen los propio.

El único punto discordante en las relaciones rumano-estadounidenses es la decisión de las autoridades norteamericanas de exigir visado a todos los ciudadanos de Rumanía que desean entrar en Estados Unidos.

"Esperemos que (el presidente Bush) esté de acuerdo para iniciar negociaciones bilaterales" sobre esta cuestión, indicó Basescu. La UE se opone a que los países europeos negocien directamente estas cuestiones, para evitar que Estados Unidos obtenga más datos de los viajeros de los que se negoció con Bruselas.

El presidente rumano, sin embargo, dijo que cualquier convenio con Estados Unidos respetará "las reglas europeas".

mr/sg/mcd/gc

Otras noticias

Contenido patrocinado