Buscar

La violencia desplaza a unas 13.000 personas en Sudáfrica

AFP
20/05/2008 - 16:20

La escalada de violencia en Sudáfrica, principalmente dirigida contra los inmigrantes, ha obligado a 13.000 personas a abandonar sus hogares para refugiarse en iglesias y centros sociales, anunció este martes la Organicación Internacional para las Migraciones (OIM).

"Trece mil personas han tenido que abandonar sus casas para refugiarse en iglesias y centros parroquiales, la mayor parte de ellos sin sus efectos personales", declaró a la AFP el portavoz de OIM, Jean-Philippe Chauzy.

"Las organizaciones humanitarias, entre ellas la Cruz Roja sudafricana, van a distribuir el miércoles equipos de supervivencia que contienen ropa y productos de higiene", ha informado el porzavoz.

Una veintena de personas han sido asesinadas en una semana en los barrios de chabolas y los antiguos guetos de Johannesburgo, en una escalada de violencia xenófoba.

La OIM prevée difundir mensajes contra los actos violentos a través de las ondas de radio regionales de Sudáfrica Metro FM.

Según la OIM, entre dos y cinco millones de inmigrantes, procedentes del resto del continente, viven en Sudáfrica y la mayoría trabaja en el sector informal. Entre ellos, un millón vienen de Zimbabwe donde la crisis política acentuó la salida del país de sus nacionales.

Por su parte, el presidente de Sudáfrica, Thabo Mbeki, aseguró el lunes que la policía pondrá fin a la "anarquía" en Johannesburgo, donde los ataques xenófobos han dejado al menos 22 muertos desde hace una semana.

"Los ciudadanos de otros países de África y de más allá son seres humanos como nosotros y merecen ser tratados con respeto y dignidad", dijo el presidente en un comunicado publicado en la noche del lunes al martes.

Mbeki llamó a quienes están detrás de estos "actos escandalosos y criminales" a parar.

"Las fuerzas del orden deben y van a responder con los medios apropiados contra cualquiera que esté implicado en estos ataques", aseguró el presidente.

"Por el momento más de 200 presuntos autores han sido arrestados (...) estoy seguro de que la policía efectuará pronto avances significativos para poner fin a esta anarquía", añadió.

Bandas de sudafricanos encolerizados y armados con machetes recorrieron los suburbios de la zona de Johanesburgo, la capital económica del país, matando a varios moradores extranjeros y prendiendo fuego a las míseras habitaciones.

Muchos sudafricanos acusan a los inmigrantes de países vecinos del incremento del desempleo, que afecta a un 40% de la población, y de vivir de actividades criminales.

Otras noticias

Contenido patrocinado