Buscar

El secretario de la OEA no esconde su deseo de ser presidente de Chile

AFP
20/05/2008 - 17:44

El secretario general de la OEA, el chileno José Miguel Insulza, es uno de los más posibles candidatos oficialistas para la elección presidencial de fines de 2009 en su país, una aspiración que no esconde, en la que discretamente ya trabaja y que haría oficial en octubre próximo, según analistas.

Insulza es la carta favorita de la actual directiva del Partido Socialista para competir en las elecciones que decidirán al sucesor de Michelle Bachelet, también socialista.

El secretario de la OEA reconoció recientemente sus deseos de convertirse en presidente pero ha insistido que sólo después de las elecciones municipales de octubre en Chile definirá si es o no candidato.

No obstante Insulza ya ha dado algunos pasos como candidato. El fin de semana visitó la localidad de Linares, en el sur de Chile, donde fue declarado vecino ilustre y se sacó cientos de fotografías con los candidatos socialistas a las elecciones de alcaldes y concejales.

Ambas reuniones fueron privadas y en los dos casos Insulza evitó referirse a una eventual candidatura, aunque al final de su sesión de fotos fue ovacionado con gritos de "Se siente, se siente, Insulza presidente".

Para analistas, Insulza en los hechos ya es un candidato, aunque cuida sus actuaciones para no entorpecer su trabajo en la OEA.

"A confesión de partes, relevo de pruebas. El secretario de la OEA no esconde su deseo de ser presidente de Chile y ha reconocido su intención de ser candidato, aunque ha dicho que las campanas no deben comenzar todavía", dijo a la AFP, el politólogo Patricio Navia.

"Él está haciendo exactamente lo que le conviene. No puede renunciar a la OEA por algo que aún no está consolidado, pero da algunos pasos", comentó por su parte el cientista político Ricardo Israel.

La eventual candidatura de Insulza choca irremediablemente con las aspiraciones del ex presidente Ricardo Lagos de volver al sillón presidencial en 2009.

Ambos son socialistas y han planteado que no están disponibles para enfrentarse en una primaria interna. La definición del uno o del otro dependerá cómo están posicionados en las encuestas, según los analistas.

Desde esta perspectiva el secretario de la OEA debiera incrementar sus actividades en Chile.

"Insulza necesita de una campaña para poder posicionar su nombre. Si el candidato se selecciona sólo por posicionamiento en las encuestas, entonces el nombre que más probablemente triunfe será el del ex presidente Lagos", señaló Navia.

"Insulza sin duda es una de las cartas de la Concertación (alianza oficialista de partidos de centro e izquierda). Pero parece ser mucho más popular entre la élite que entre la gente", agregó.

La definición del candidato oficialista tiene otros problemas, pues la Democracia Cristiana (DC), aliada de socialistas en el gobierno, quiere llegar nuevamente al Palacio de La Moneda.

La DC enfrenta una larga crisis interna, y sus dos eventuales candidatos, el ex presidente Eduardo Frei y la senadora Soledad Alvear, muestran una baja sostenida en las encuestas.

Todo se definirá tras las elecciones municipales de octubre, donde lo más probable es que el oficialismo volverá a imponerse a la derecha opositora en el conjunto de los municipios chilenos. Lo que resta de conocer es qué tan afectada será la DC por su crisis, que hizo alejarse del partido a varios ilustres miembros.

Una derrota estrepitosa, según Ricardo Israel, posicionará al candidato del bloque socialista. Otra opción es que el oficialismo llegue con dos candidatos a la primera vuelta, un DC y un socialista, quienes se medirán con el único candidato esperado de la derecha: el magnate Sebastián Piñera.

pa/jlv/pz

Otras noticias

Contenido patrocinado