Buscar

elSuperLunes
¡Ya es elSuperLunes! Con sólo un clic, descargue gratis su edición de elEconomista

Qué pasará si Irlanda rechaza el Tratado de Lisboa

AFP
11/06/2008 - 16:11

Varias conjeturas circulan sobre lo que ocurrirá si los irlandeses rechazan el Tratado de Lisboa: algunas evocan la convocatoria a otra consulta dentro de unos meses y otras una semi-separación de Irlanda de la Unión Europea (UE) o un retorno a las disposiciones del Tratado de Niza.

- INCITAR A IRLANDA A OTRO REFERÉNDUM:

Varios responsables europeos creen que si triunfa el 'No', los irlandeses podrían ser llamados a votar nuevamente otro texto, con algunos 'retoques', como ocurrió en 2002.

En 2001, los irlandeses habían rechazado el Tratado de Niza, pero al año siguiente lo aprobaron después de haberle incluido garantías de respeto de la neutralidad del país.

Ahora, sin embargo, los argumentos de los adversarios del tratado son tan diversos -abarcan desde el temor de una legalización del aborto a la oposición a cualquier revisión del sistema fiscal o de los subsidios agrícolas- que resulta difícil entrever cuáles serían los 'retoques' necesarios para obtener la aprobación.

Si el texto es aprobado a corto plazo, el Tratado de Lisboa podría entrar en vigor con algún retraso respecto al plazo previsto del 1 de enero de 2009, posiblemente tras las elecciones legislativas europeas de junio.

- MANTENER EL TRATADO DE NIZA:

Sería la opción del statu quo, pese a todas las imperfecciones de ese tratado, que obliga a obtener la unanimidad para casi todas las decisiones de la Europa comunitaria, que ha pasado desde entonces de 15 a 27 Estados miembros.

El sistema de Niza se complica cuando ingresa un nuevo miembro, pues el peso de cada país se calcula de manera proporcional y debe reevaluarse en ese caso (Croacia debe adherirse a la UE en 2010).

- VOLVER A NEGOCIAR EL TRATADO DE LISBOA

Todos los responsables europeos rechazan esa posibilidad, dado que el Tratado de Lisboa es ya una revisión del ambicioso proyecto de Constitución europea rechazado por los franceses y los holandeses en sendos referéndums en 2005. Pero antes de esa fecha también excluían renegociar el proyecto de Constitución.

- IRLANDA REVISA SU PARTICIPACIÓN EN LA UE

Esta opción supondría negociar la retirada de Irlanda de las políticas europeas, exceptuando el mercado común y la Unión Económica y Monetaria (el euro).

Hay quienes sostienen que hay un precedente con Dinamarca, a la que le concedieron derogaciones en las políticas de defensa y de la moneda única entre otras, después de que esa país rechazara en 1992 el Tratado de Maastricht.

Pero nadie encara una salida de Irlanda de la UE, entre otras cosas porque esa posibilidad no está prevista en los tratados actuales y sólo está reflejada en una cláusula del Tratado de Lisboa.

Otras noticias

Contenido patrocinado