Buscar

Destacamos
Muere Avicii a los 28 años, uno de los DJ más famosos del mundo (20:18)

Kosovo- Los ministros de Defensa de la OTAN revisarán mañana el plan operativo de KFOR para asegurar seguridad en Kosovo

11/06/2008 - 18:39

Los ministros de Defensa de la OTAN analizarán mañana el plan operativo de su misión en Kosovo (KFOR) con el objetivo de garantizar la seguridad y la estabilidad del territorio escindido unilateralmente de Serbia, el pasado 17 de febrero, cuando la transferencia de poderes de la misión policial de la ONU (MINUK) a la misión civil europea (EULEX) todavía no está resuelta, según explicaron fuentes de la OTAN.

BRUSELAS, 11 (EUROPA PRESS)

El pasado 30 de abril los embajadores de los 26 países que integran el organismo euroatlántico dieron su visto bueno a la denominada "directiva de iniciación" para revisar el plan operativo de KFOR en el Consejo del Atlántico Norte, máximo órgano de decisión de la OTAN para "tener en cuenta las potenciales nuevas responsabilidades" que podría asumir su misión.

Las nuevas funciones implicarían fundamentalmente contribuir al establecimiento de una fuerza de seguridad y protección kosovar y al desmantelamiento del cuerpo anterior (Kosovo Police Service) y para asesorar al Ministerio de Defensa kosovar, según fuentes de la OTAN. Otras fuentes del organismo euroatlántico consultadas aseguraron que "es difícil" que los ministros de Defensa den su visto bueno a la revisión del plan en su reunión de mañana.

Sin embargo, la revisión del plan requiere de la aprobación formal de los Veintiséis aliados para su puesta en marcha. "Es imposible predecir cuándo lo acordarán (...). Cualquier cambio (de competencias) será acordado por consenso" unánime de los aliados, recalcaron las fuentes.

Por su parte, la ministra de Defensa española, Carme Chacón, ya advirtió durante su visita a Sarajevo que cualquier responsabilidad nueva atribuida a KFOR debe respetar el principio de "neutralidad" y la resolución del Consejo de Seguridad de la ONU 1244 que avaló a finales de los 90 el despliegue de las fuerzas internacionales en la entonces provincia serbia.

En su reunión de mañana, los ministros abordarán junto a los países no aliados que contribuyen a KFOR sus "preocupaciones comunes" respecto a su misión en Kosovo y cómo garantizar que KFOR mantiene la estabilidad en estos "momentos de desafío" para el territorio y la comunidad internacional, explicaron fuentes de la OTAN. La nueva Constitución kosovar entrará en vigor el próximo 15 de junio, pero la UE y la ONU todavía no se han puesto de acuerdo en cómo se materializará el traspaso de poder de una misión a otra.

AFGANISTÁN

Por otra parte, los ministros de Defensa también revisarán su operación militar en Afganistán, especialmente a la luz del nuevo plan político-militar aprobado por los jefes de Estado y de Gobierno de la OTAN en la cumbre de Bucarest para guiar el rumbo de la misma en los próximos cinco años.

Asimismo, analizarán qué contingentes de países aliados podrían relevar a los 2.200 marines estadounidenses que, actualmente están destinados en su mayoría en el conflictivo sur del país pero que saldrán del país centroasiático el próximo noviembre.

En definitiva, los aliados abordarán cómo garantizar que ISAF "cuenta con las capacidades y flexibilidad" necesarias para acometer su misión y continuar apoyando la formación de las Fuerzas de Seguridad afganas para que, progresivamente, puedan ir asumiendo más responsabilidades sobre el terreno.

Aunque fuentes de la OTAN admitieron no haber recibido "ninguna notificación formal" por parte de ningún país aliado sobre su intención de modificar las restricciones operativas (Caveats) que aplica a sus contingentes, tampoco descartaron que ello ocurra en la reunión, como tampoco descartaron nuevas contribuciones con medios y recursos de los aliados a la ISAF. El ministro de Exteriores italiano, Franco Frattini, anunció el mes pasado en Bruselas que el Ejecutivo italiano bajara dar más flexibilidad de movimiento a sus tropas en Afganistán.

Por su parte, el secretario general de la OTAN, Jaap de Hoop Scheffer, llegará a la reunión ministerial de la OTAN directamente desde París, después de participar en la Conferencia de Donantes que acoge mañana la capital francesa y en la que el Ejecutivo de Kabul espera recabar 50.000 millones de dólares para llevar a cabo reformas en los próximos cinco años.

Los ministros de Defensa retomarán el debate de las operaciones en Kosovo y en Afganistán en la cena de trabajo formal que mantendrán este jueves a partir de las 20.00 horas en la sede de la OTAN en Bruselas. No obstante, se espera que los ministros dediquen la mayor parte del convite a hablar de Afganistán.

El viernes por la mañana, los ministros de Defensa mantendrán una reunión a puerta cerrada de dos horas para abordar la transformación en materia de defensa que la organización euroatlántica de Defensa debe acometer para abordar los desafíos futuros a los que se enfrenta la OTAN.

En este sentido, analizarán las actuales amenazas de seguridad a las que se enfrentan los aliados, cómo mejorar sus capacidades aéreas, especialmente en cuanto a helicópteros, la fuerza de respuesta de la OTAN o el sistema de vigilancia terrestre que la OTAN quiere impulsar.

OTAN, RUSIA Y UCRANIA

Acto seguido, los aliados se reunirán con el ministro de Defensa ruso, Anatoli Serdjukov, para analizar aspectos en los que las partes cooperan en la actualidad, incluidos la cooperación militar en Afganistán, su colaboración con la misión antiterrorista en el Mediterráneo Active Endeavour, su cooperación en operaciones de rescate y aspectos relacionados con la seguridad internacional.

Asimismo, abordarán los asuntos más espinosos que aquejan las relaciones bilaterales entre la OTAN y Rusia desde hace meses, incluido Kosovo, el sistema de defensa antimisiles que Estados Unidos baraja establecer en parte de Centroeuropa pese al rechazo de Moscú, así como la posibilidad de que éste quede finalmente integrado en un sistema propio de la OTAN o la suspensión por parte rusa del Tratado de Fuerzas Armadas Convencionales (FACE).

Las partes podrían abordar también la situación en Georgia, después de que Rusia enviara unos 400 soldados expertos para presuntamente reparar una vía férrea a Abjazia, territorio secesionista de Georgia a pesar del rechazo del Ejecutivo de Tiblisi. La OTAN ve este incremento de tropas como un movimiento "que no contribuye a rebajar la tensión" en la región, según explicó recientemente el propio De Hoop Scheffer. Moscú anunció el pasado fin de semana que retiraría estas tropas de la región en un plazo de dos meses.

Al término del Consejo OTAN-Rusia, los ministros de Defensa aliados se reunirán con su homólogo ucraniano, Anatoliy Gritsenko, para analizar dos informes que establecen la "hoja de ruta" para abordar la reforma en materia de defensa en Ucrania con vistas a acelerar lograr el estatus de país candidato a entrar en el organismo euroatlántico, que le fue rechazado en Bucarest (el estatuto MAP por sus siglas en inglés).

Los ministros de Exteriores de la OTAN evaluarán los progresos de Ucrania en su próxima cumbre ministerial de diciembre, tal y como acordaron los jefes de Estado y de Gobierno de la OTAN en Bucarest, después de ofrecer a Georgia y Ucrania un diálogo intensificado reforzado para estrechar la cooperación de ambas ex repúblicas soviéticas con la OTAN. En la última cumbre, los Veintiséis acordaron que el futuro de Georgia y Ucrania pasa por su integración euroatlántica, pese al rechazo abierto de Moscú.

Las partes también analizarán la contribución de Ucrania a las operaciones de la OTAN y su posible contribución adicional de medio aéreos, especialmente, para la fuerza de respuesta de la OTAN. Asimismo, firmarán un Memorando de Entendimiento para el intercambio de información aérea.

Otras noticias

Contenido patrocinado