Buscar

Los médicos suizos revelan cómo fue envenenado Víctor Yúschenko

Agencias
11/06/2008 - 19:52

Por primera vez desde que el presidente ucraniano, Víctor Yúschenko, fuera envenenado con dioxina a finales de 2004, los médicos suizos que le atendieron han revelado cómo lograron curarle.

"No es en absoluto habitual que un médico divulgue los datos sobre un paciente", inició su conferencia de prensa el doctor Jean Hilaire Saurat, del Hospital Universitario de Ginebra, pero agregó que lo hacía por petición expresa del líder ucraniano.

Según el doctor, la presentación perseguía un doble objetivo: hacer callar (ahora que Ucrania se encuentra en periodo preelectoral), las alegaciones de ciertos opositores a Yúschenko acerca de que nunca fue envenenado, e informar a la comunidad científica sobre los avances logrados en el tratamiento de estos casos, muy poco frecuentes.

Fue envenenado

Yúschenko fue envenenado en septiembre de 2004 en plena campaña electoral para los comicios presidenciales de noviembre de ese año, en los que se enfrentaba al candidato apoyado por Moscú, con una dosis única de dioxina de entre 2 a 5 ml, una cantidad que debiera haber sido mortal.

Yúschenko presentaba una concentración de dioxina hasta 10.000 veces superior a la cantidad admitida por un ser humano.

La sustancia tóxica atacó al hígado, el páncreas y la piel, provocando lesiones cutáneas por todo el cuerpo, y en el peor momento del proceso, en la primavera de 2005, Yúschenko tuvo la cara completamente desfigurada.

Nuevo tratamiento

Es en ese momento cuando el equipo del doctor Saurat, con el apoyo del médico ucraniano que trataba al presidente, Rostislav Valijnovski, comenzó a estudiar un tratamiento. Hasta ese momento se creía que la dioxina, que se almacena en los tejidos grasos, no podía ser eliminada del cuerpo.

Pero los doctores descubrieron que las lesiones cutáneas, que formaban una especie de cuerpo extraño, absorbieron y "digerieron" la dioxina, protegiendo así los órganos del paciente.

Otras noticias

Contenido patrocinado

Comentarios 0