Buscar

España tiene otro fantasma que superar: Guus Hiddink

AFP
23/06/2008 - 13:35

España, tras superar por primera vez en 24 años la barrera de cuartos de final y ganar a Italia, a la que no había derrotado desde hacía 88 años en partido oficial, se enfrenta ahora a otro fantasma, Guus Hiddink, que lo venció en el Mundial-2002 con Corea del Sur.

Para España y tres jugadores de su selección el partido del jueves en Viena, en semifinales de la Eurocopa contra Rusia, tendrá cierto sabor a revancha ya que enfrente estará el técnico holandés, ahora al frente de los ex siviéticos.

La Roja tuvo el 22 de junio de 2002 en Gwangju (Corea del Sur) una buena oportunidad de hacer historia cuando fue derrotada por la selección local, dirigida por Hiddink, en cuartos de final del Mundial, por penales, en una polémica actuación del árbitro egipcio Gamal El Ghandour.

Seis años después, tres jugadores españoles que estuvieron en aquel partido, Iker Casillas, Carlos Puyol y Xavi Hernández, se desquitaron en parte derrotando a la Rusia de Hiddink en la primera fase de la Eurocopa (4-1), pero de nada servirá esa revancha si el técnico holandés gana el partido bueno, la semifinal.

"Hace ya mucho tiempo de aquel partido de 2002. Apenas lo recuerdo. Este es otro torneo. Todo ha cambiado, hay distintos entrenadores y jugadores", explicó Hiddink antes del primer enfrentamiento de la Eurocopa, en que Rusia fue goleada.

El holandés, que entrenó en España a Valencia, Real Madrid y Betis, es un gran conocedor de los jugadores de este país, aunque no piensa que esto sea una ventaja excesiva.

"No creo que me dé gran ventaja. El partido está en manos de los jugadores. No pienso que esto sea decisivo", señaló.

Lo que no quiere Hiddink es que Rusia ofrezca la misma cara que en el anterior partido en que España, con tres goles de David Villa y uno de Cesc Fábregas, aplastó a Rusia.

"Se ha visto un equipo ruso ingenuo. Tienen que ser un poco más callejeros, más listos", explicó.

Lo que está claro es que la Rusia que se enfrentó a España en el primer partido ha ganado confianza. Tras derrotar en los dos siguientes partidos de la primera fase a Grecia (1-0) y Suecia (2-0), dio la sorpresa al ganar a Holanda, que se había paseado en la primera ronda (3-1).

Con un Roman Pavlyuchenko en forma, que con sus tres tantos se acerca a David Villa, máximo goleador (4) hasta el momento de la Eurocopa, un Andrei Arshavin que sorprende y con Hiddink en el banquillo, España debe desconfiar de su rival.

psr/gv

Otras noticias

Contenido patrocinado