Buscar

elSuperLunes
¡Ya es elSuperLunes! Con sólo un clic, descargue gratis su edición de elEconomista

Zimbabue.- Gordon Brown propone a la comunidad internacional "no reconocer" el Gobierno "criminal e ilegítimo" de Mugabe

23/06/2008 - 19:11

Reino Unido lidera una estrategia de endurecimiento de sanciones para aumentar la presión sobre el régimen LONDRES, 23 (de la corresponsal de EUROPA PRESS Eva Martínez Millán) El primer ministro británico, Gordon Brown, apeló hoy a a la comunidad internacional a enviar un "claro mensaje" al presidente de Zimbabue, Robert Mugabe, basado en que ningún país "debería reconocer" el régimen "criminal e ilegítimo" que pretende validar en unas elecciones "manipuladas" como las de la segunda vuelta de las presidenciales del próximo viernes.

Después de que el líder opositor, Morgan Tsvangirai, se retirase de la carrera por las dificultades con que le han hecho toparse las autoridades, Brown amparó la decisión del candidato del Movimiento para el Cambio Democrático (MDC), con quien dijo haber hablado, ante la imposibilidad de celebrar comicios en un "estado de terror" que condujo a los rivales políticos de mandatario a una "posición insostenible".

Por ello, consideró que, ante el riesgo para la democracia tanto del país como del conjunto de los estados africanos, la comunidad internacional está obligada a promover nuevas acciones punitivas contra Mugabe, principalmente de carácter financiero, pese a garantizar de forma paralela la asistencia al pueblo de Zimbabue.

Al respecto, prometió una "ayuda sustantiva" desde Londres, si bien supeditada a "que la democracia hasta sido restaurada", y amenazó a los colaboradores del presidente responsables de perpetuar un sistema sin legitimidad. "Sabemos quiénes son", aseguró, y avanzó medidas punitivas que en ámbitos como el económico pasarán por fórmulas como la congelación de activos bancarios.

INTIMIDACIÓN

Tras un saldo de más 80 muertos y hasta 34.000 exiliados en el país africano, el primer ministro británico subrayó que "el punto de vista del mundo entero es uno: la actual situación no puede continuar", y añadió que un Gobierno sin mayoría parlamentaria, que ha perdido la primera vuelta de las presidenciales y que "sólo mantiene el poder por la intimidación no puede ser reconocido por nadie".

En consecuencia, ya ha contactado con líderes internacionales como el secretario general de la ONU, Ban Ki Moon, el presidente de la Unión Africana, Jakaya Kikwete, o el presidente de Sudáfrica, Thabo Mbeki, con el objetivo de consensuar un "mensaje poderoso" acerca de que ningún país dará el visto bueno a unas "elecciones fraudulentas y manipuladas" ni a la "violencia e intimidación de un criminal".

Por su parte, el ministro de Asuntos Exteriores, David Miliband, compareció a continuación ante la Cámara de los Comunes para confirmar la posición del Gobierno ante un régimen "depravado" al que advirtió de que "no podrá negar la democracia" a sus ciudadanos. "No es propaganda británica, lo han confirmado numerosas revisiones independientes" realizadas en el país, subrayó, después de que Mugabe "hiciese las elecciones imposibles".

ENDURECIMIENTO DE MEDIDAS

Además, ratificó la posición avanzada por Brown de que Reino Unido "no reconocerá" el Estado de Zimbabue bajo el Gobierno de Mugabe y demandó un "esfuerzo internacional" para reconducir una situación que supone un "momento crucial para África". "Estas elecciones son vitales para la democracia en África", insistió, tras lo que confirmó la intención de Gran Bretaña de endurecer las sanciones sobre el régimen.

Así, enumeró algunas de las medidas previstas por organismos como el Consejo Europeo o las que determine el Consejo de Seguridad de la ONU y recordó que es "necesario trabajar juntos" para incrementar la presión sobre Mugabe y la atención que paralelamente habrá que prestar a los cientos de miles de refugiados que ha generado la evolución de los acontecimientos en los últimos meses.

En consecuencia, confirmó las medidas que aplicará Reino Unido, cuyos "vínculos históricos" con el país africano "nunca impedirán hablar claro". "Continuaremos con nuestros esfuerzos, tanto en público como en privado", declaró.

Otras noticias

Contenido patrocinado