Buscar

Al menos 224 fallecidos como consecuencia del paso del tifón Fengshen por Filipinas

23/06/2008 - 22:45

Al menos 224 personas han muerto, cientos de ellas han desaparecido y miles se han quedado sin hogar a consecuencia de los corrimientos de tierra y las inundaciones que ha causado el tifón Fengshen a su paso por Filipinas, de acuerdo con la Cruz Roja de Filipinas y la Oficina de Defensa Civil.

MADRID, 23 (EUROPA PRESS)

El número de víctimas no incluye a los pasajeros del barco que se hundió ayer en las aguas frente a la Isla de Sibuyan, en la provincia de Romblon (Filipinas) con 845 personas a bordo de las cuales sólo han aparecido 28 supervivientes.

"Nuestra prioridad ahora son las operaciones de ayuda y rescate para las víctimas del tifón, incluidas las del barco hundido", dijo el portavoz del Centro Nacional para la Coordinación de Desastres (NDCC), Anthony Golez. El archipiélago de las Visayas Occidentales es la zona que sufrió con más fuerza el paso del ciclón y es el área prioritaria de las operaciones de ayuda y rescate, dijo Golez.

"Los pasados sábado y domingo la provincia era un gran mar", dijo la gobernadora de la provincia de Antique (Visayas Occidentales), Sally Perez. En Antique se han encontrado 34 personas muertas y 70 siguen desaparecidas.

En otras zonas el agua subió hasta una altura de una vivienda de dos pisos. Así, en Iloio (Visayas Occidentales) aproximadamente 30.000 vecinos escalaron hasta los tejados de sus hogares para huir de la inundación provocada por el desbordamiento de una presa cercana. La cifra de muertos en esta provincia es de al menos 59.

Golez informó de que el Gobierno envió hoy dos aviones C-130 planes a esta zona para valorar los daños y ofrecer ayuda. Los fuertes vientos impidieron un envió anterior de mercancías en helicóptero. Según las autoridades sólo sabrán el alcance de los daños tras las valoraciones aéreas.

"La prioridad es alimentar a la gente hambrienta", dijo Perez a IRIN. Ésta añadió que no hay suficientes ropas ni medicinas. En el mismo sentido, el diputado de Iloilo Raul Gonzalez agregó : "Necesitamos agua potable, arroz, tallarines, mantas y ropa".

Muchas otras áreas del país se encuentran bajo el agua. El Fengshen atravesó también Luzon Central, el 'granero de Filipinas'. El Departamento de Agricultura ha informado de que el daño en las cosechas asciende hasta los 555 millones de pesos filipinos (8 millones de euros), con 246.000 hectáreas de cultivos de arroz afectadas.

En la región de Bicol, donde se dio desde el principio la alerta por la tormenta, el Gobierno local ordenó una evacuación preventiva de cerca de 200.000 personas. Los viajes por aire, tierra y mar han sido cancelados en muchas zonas del país, dejando cientos de turistas a la espera de que el tiempo mejore.

CAMBIO DE RUMBO

La oficina meteorológica del Gobierno (PAGASA) sólo informó de la tormenta el 19 de junio. "Inicialmente todos los pronósticos, incluyendo los que realizaron los meteorólogos de Estados Unidos, Japón y otros países, decían que el tifón no golpearía Filipinas. El jueves por la tarde cambiamos nuestro pronóstico y dijimos que el tifón golpearía las regiones de Samar y Bicol", declaró el director de PAGASA, Prisco Nilo, a la agencia de noticias humanitarias de la ONU, IRIN.

"Descargó sobre Samar, pero después de cruzar la región, supimos que cambiaba nuevamente de rumbo. Ahora se movía hacia las islas de Panay y Mindoro, en el norte, y fue cuando elevamos la alerta hasta el número 3", añadió Nilo. Las señales para clasificar un tifón en Filipinas van desde el rango uno a cuatro dependiendo de su fuerza.

El pasado sábado, la presidenta de Filipinas, Gloria Macapagal Arroyo, se reunió con el Centro Nacional para la Coordinación de Desastres en una reunión de emergencia para discutir las formas de rescate y las operaciones de ayuda de emergencia. De acuerdo con la oficina del representante de Naciones Unidas en Filipinas, el Gobierno filipino no ha realizado ninguna petición de ayuda a este organismo.

Otras noticias

Contenido patrocinado