Buscar

Evo Morales ratifica oposición a bases militares estadounidenses

AFP
1/07/2008 - 20:41

El presidente de Bolivia, Evo Morales, ratificó este martes en Tucumán (norte argentino) su oposición a la presencia de bases estadounidenses en Latinoamérica, pero negó que su rechazo signifique una intromisión en asuntos de países vecinos como Perú.

"Las bases militares son un problema de la región. Esto no es una intromisión", dijo Morales en una conferencia de prensa al concluir la XXXV Cumbre de presidentes del Mercosur y estados asociados, 1.300 Km al norte de Buenos Aires.

Al salir al paso de la creciente tensión con el gobierno del peruano Alan García, el presidente boliviano rechazó que lo mandaran a callar. "Cualquier presidente que mande callar a un presidente o a cualquier persona, es antidemocrático", afirmó.

"La soberbia es un vicio que no se debe copiar porque los tiempos de la colonia se acaban. Intentaron callarnos por más de 500 años, nunca nos callaron", afirmó.

García había lanzado este martes severas advertencias a Morales, a quien emplazó a no meterse en asuntos internos de Perú, afirmando que "habría que decirle como el rey Juan Carlos de España '¿Por qué no te callas?'", haciendo referencia a un incidente en el que el monarca mandó a callar al presidente venezolano, Hugo Chávez, en la Cumbre Iberoamericana en Santiago en noviembre.

El gobierno peruano llamó el lunes a consultas a su embajador en La Paz, luego de que Morales dijera el sábado que frente a la negativa de Bolivia y Ecuador a albergar bases militares de Estados Unidos, ahora las "están llevando a Perú".

Morales había llamado a los peruanos a que "resistan y expulsen" a las tropas de su territorio, mientras Lima ha negado reiteradamente que pretenda autorizar la instalación de una base militar estadounidense.

El mandatario añadió este martes que "ya no hay base de Estados Unidos en Bolivia; Bolivia está apostando a que nunca tengamos una base en territorio boliviano"

Morales dijo que la presencia de militares de Estados Unidos significa "que manden a nuestras Fuerzas Armadas, que manden a la Policía Nacional, que participen en la represión".

Respecto de su controversia con García, el presidente boliviano consideró que mandar a callar "es una forma de amedrentar al otro" y postuló que "el diálogo es lo importante, somos una cultura del diálogo y sobre todo vamos por la soberanía y la dignidad de nuestros pueblos".

"Estados Unidos convoca a su embajador, Perú convoca a su embajador. El pueblo juzgará qué coincidencia existe", concluyó.

str-dm/lm

Otras noticias

Contenido patrocinado