Buscar

Crisis de los alimentos genera oportunidades y problemas en el Mercosur

AFP
1/07/2008 - 20:44

El encarecimiento de los productos agrícolas es una oportunidad de crecimiento económico pero también provoca problemas dentro del Mercosur y hasta amenaza la gobernabilidad, según presidentes del bloque reunidos este martes en Tucumán (norte argentino).

"No deberíamos ver esto en un corto plazo sino a largo plazo. A largo plazo puede ser una solución importante para problemas de nuestros países", dijo el presidente brasileño Luiz Inacio Lula da Silva.

Lula, cuyo país es uno de los mayores productores de alimentos, sostuvo que el aumento de la demanda de productos agrícolas tiene su lado positivo y es que hay más pobres accediendo a comida.

"Nunca estuvimos tan cerca de resolver este problema (alimentos) con nuestras propias fuerzas. Creo que podremos dar las respuestas que el mundo precisa", afirmó.

El elevado precio de los alimentos dominó buena parte de las intervenciones de la cumbre del Mercosur, una bloque formado por Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay y al que Venezuela está en proceso de adhesión. Al encuentro de Tucumán, unos 1.300 km al norte de Buenos Aires, asistieron también los presidentes Michelle Bachelet (Chile) y Evo Morales (Bolivia).

La elevada cotización de los productos agrícolas tiene como secuela beneficios para los países exportadores pero también desató presiones inflacionarias empujadas también por el sostenido aumento del precio del crudo.

La cuestión alimentaria le genera serios problemas políticos a la presidenta argentina Cristina Kirchner, que a siete de meses de asumir enfrenta la ira del sector agropecuario por los impuestos a las exportaciones de granos que dictó para contener la inflación.

La medida cerró las posibilidades de Brasil de importar el trigo argentino que necesita para cubrir su demanda. Kirchner y Lula discutieron el tema en una entrevista mantenida horas antes de la Cumbre.

La decisión argentina de gravar las exportaciones de granos fue abiertamente rechazada por el presidente de Uruguay, Tabaré Vázquez.

"El impacto de las detracciones (o retenciones, impuestos a las ventas externas) argentinas crea perjuicios a Uruguay", dijo Vázquez al intervenir en la cumbre.

A instancias de Uruguay quedó en suspenso una propuesta argentina de incorporar los impuestos agrícolas a la normativa comercial del Mercosur.

"Esos son temas que podrían discutirse en conjunto", sostuvo Vázquez, subrayando que el Mercosur debe fomentar la integración de los procesos de producción de sus países integrantes.

"América latina puede producir los alimentos necesarios para abastecerse y abastecer una parte de la humanidad, y tiene recursos humanos para hacerlo", afirmó.

Por su parte, Cristina Kirchner dijo que "la economía de la especulación que estaba circunscripta normalmente al ámbito financiero y al mercado del dinero, específicamente del crédito, comienza a trasladarse al mundo de los alimentos".

"Señores de la 'timba' (juegos de azar) financiera han pasado a la 'timba' de los alimentos", dijo la presidenta. Las consecuencias "la van a pagar los hombres de carne y hueso con el precio, de la carne, de la leche", agregó.

Kirchner recordó que el desabastecimiento de productos básicos fue parte de la crisis chilena que desembocó en 1973 en el derrocamiento del presidente socialista Salvador Allende y el comienzo de la dictadura de Augusto Pinochet.

A instancias de Venezuela, el Mercosur constituirá una comisión que examinará las necesidades alimentarias de cada país para obrar en consecuencia.

gm/dm/pz

Otras noticias

Contenido patrocinado