Buscar

Dejan en libertad a la veintena de disidentes detenidos en Cuba

Agencias
4/07/2008 - 15:32
Raúl Castro, dirigente cubano. Imagen: Archivo

Los 23 miembros de la disidencia cubana arrestados este jueves en una amplia operación policial que se produjo un día después de que el Gobierno de Cuba dijera que los disidentes están siendo instigados por EEUU ya han sido puestos en libertad. Por su parte, las autoridades estadounidenses han negado las acusaciones.

Elizardo Sánchez, presidente de la ilegal Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional (CCDHRN), precisó que 23 personas fueron detenidas durante horas y que faltaba por confirmar que cinco de ellos ya hayan llegado a sus casas. "Se trata de detenciones arbitrarias de corta duración".

Según Sánchez y los líderes opositores Martha Beatriz Roque y Vladimiro Roca, la operación de la seguridad afectó a unos 40 disidentes, entre detenidos temporalmente en estaciones de policía, arrestos domiciliarios o devoluciones a sus provincias de origen.

Los disidentes afirmaron que la operación se hizo para impedir una reunión que había previsto para la mañana del jueves el movimiento ilegal"Agenda de Transición, del cual son líderes Roque y Roca.

'Deportados' a sus provincias

"Lo lograron y de paso fueron devueltos a sus provincias o amenazados algunos que pretendían participar" en una recepción el viernes en la residencia del jefe de la misión diplomática de Washington en La Habana, Michael Parmly, por el día de la independencia de Estados Unidos, dijo Sánchez.

Los hechos ocurrieron un día después de que el gobierno advirtiera en una declaración que no toleraría actos de la disidencia en las calles, al denunciar "una escalada" opositora "urdida" e "instigada" por la Sección de Intereses de Washington en La Habana (SINA).

La Habana acusa a los opositores de ser "mercenarios" de Estados Unidos, y sostiene que la SINA es el "estado mayor" de la "contrarrevolución" y suministra a los disidentes dinero y equipos de comunicación, entre otros apoyos. Este jueves, en respuesta, la SINA divulgó una declaración del Departamento de Estado en la que rechazó la acusación y afirmó que "el pueblo cubano no necesita" apoyo externo para aliviar "la opresión" de la "dictadura".

"El gobierno de Cuba es una dictadura que oprime a su gente y el pueblo cubano no necesita una influencia de fuera para buscar alivio de esta opresión", subrayó el texto, según el cual "desde hace mucho tiempo" Washington desea "una transición democrática y pacífica" y apoya el "deseo" de los cubanos de "determinar su propio futuro".

Antecedentes

Los opositores han negado que planearan realizar actos en las calles y consideraron que la declaración del gobierno cubano era el "preludio de una ola represiva".

En la primavera de 2003, tras publicar un inventario de actos de la SINA que tildó de "injerencistas", el gobierno arrestó y condenó a 75 opositores, 20 de los cuales fueron excarcelados por razones de salud, entre ellos Roque. "Es una primavera negra en verano", dijo la dirigente opositora, a quien la televisión estatal ha mostrado varias veces en las últimas semanas en encuentros con funcionarios de la SINA.

Hace dos semanas, las autoridades detuvieron por unas horas a por lo menos cinco disidentes, poco después de que la Unión Europea levantara las sanciones que impuso a Cuba por los arrestos de 2003, a fin de buscar un diálogo con el gobierno que preside desde febrero Raúl Castro, en lugar de Fidel Castro, enfermo desde hace dos años.


Otras noticias

Contenido patrocinado

Comentarios 0