Buscar

Colombia.- Betancourt pide a Sarkozy ir a Colombia para luchar por la liberación del resto de secuestrados

4/07/2008 - 18:17

La franco-colombiana, Ingrid Betancourt, pidió hoy la ayuda del presidente francés, Nicolas Sarkozy, para lograr la liberación de los que aún continúan secuestrados por las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

PARÍS, 4 (EUROPA PRESS)

La franco-colombiana, Ingrid Betancourt, pidió hoy la ayuda del presidente francés, Nicolas Sarkozy, para lograr la liberación de los que aún continúan secuestrados por las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

En una intervención celebrada en el Palacio del Elíseo, donde Betancourt fue aclamada por los miembros del Comité de Apoyo que durante años se movilizaron para lograr su puesta en libertad, la ex rehén se giró hacia Sarkozy para pedirle que viaje a Colombia, hable con el presidente Álvaro Uribe e intente "mover las cosas" incluso reanudando los contactos de Francia con la guerrilla.

"No se les puede dejar allí", dijo una emocionada Betancourt ante los numerosos miembros del Comité congregados en la recepción organizada en el palacio presidencial poco después de aterrizar en París junto a su familia.

Sarkozy fue el encargado de presentarla a los miembros del Comité, la mayoría de los cuales no habían visto jamás a la ex candidata a la presidencia de Colombia. "Queridos amigos: Ingrid Betancourt", lanzó un radiante Sarkozy provocando un estallido de aplausos en la sala donde se celebró el acto de bienvenida.

"Me giro hacia nuestro presidente, porque también le necesitamos, para que vaya a Colombia, habrá que volver a hablar con Uribe, al que ahora queremos bien. Y no sé que habrá que inventar para intentar mover las cosas, porque ahora todo está bloqueado", dijo Betancourt tras relatar el "horror y el miedo" de la vida en la selva.

"Es el horror, porque las FARC no se comunican ni con Chávez, ni con Correa y todavía menos con Uribe", prosiguió Betancourt, que, volviendo su mirada hacia Sarkozy, le sugirió que "dejar una puerta abierta" a los "delegados de Francia", aun reconociendo que cada vez que los emisarios franceses entraban en la selva por ella tenían miedo de no volver.

"No se si tengo derecho a pedir que ese sacrificio que se hizo por mí se haga por otros, pero lo hago de todas formas", señaló entre aplausos. Betancourt pidió también ofrecer a todos los que salgan de la selva tras un secuestro una especie de bolsa franco-colombiana "de la fraternidad, de la libertad".

"CONTINUAREMOS"

A su petición, Sarkozy respondió que, tratándose de todos los que siguen prisioneros, "Francia no detendrá su combate" y que, de la misma manera que se movilizó por ella, no hay que olvidar a los tres rehenes americanos o los colombianos que están en manos de las FARC. "Para que las cosas queden claras: continuaremos", sentenció.

Betancourt estuvo arropada por el presidente y su esposa, Carla Bruni, el ministro de Asuntos Exteriores, Bernard Kouchner y la secretaria de Estado de Derechos Humanos, Rama Yade, entre otros.

Otras noticias

Contenido patrocinado