Buscar

Lluvias causan muerte y destrucción en Guatemala

AFP
4/07/2008 - 21:33

Las torrenciales lluvias que azotan Guatemala desde hace casi un mes han causado unos 30 muertos, decenas de desaparecidos y miles de damnificados que han quedado incomunicados o se han visto obligados a refugiarse en un albergue temporal.

El caso más reciente ocurrió el pasado miércoles cuando un río crecido arrastró un vehículo con 20 personas a bordo, lo que dejó hasta el viernes 12 muertos y seis desaparecidos, según reportaron los Bomberos Voluntarios.

Entretanto, unas 20.000 personas de 35 comunidades del departamento de Petén, al norte de la capital y fronterizo con México, quedaron incomunicados por el desbordamiento del río Santa Isabel y el colapso de un puente.

De acuerdo con el alcalde del municipio de San Luis, Petén, Jesús Arriaza, los estragos se originaron porque el caudal del río subió un 80% provocando el aislamiento de comunidades y pérdidas en sus cultivos.

Asimismo, las tormentas que han azotado el departamento de Izabal, al noreste del país sobre el Caribe, causaron la crecida de los ríos Zarco y Balam, por lo que unas 350 familias abandonaron sus hogares y buscaron refugio.

Las precipiciones pluviales también destruyeron los cultivos de maíz, frijol, arroz y piña, que ayudan a esas familias a subsistir en la precarias condiciones en que viven.

Las lluvias comenzaron a causar tragedias el pasado 18 de junio cuando una mujer y un niño murieron luego que una pared se derrumbó sobre su vivienda, ubicada en un barrio popular en la periferia oeste de la capital.

Sin embargo, el 20 de junio, toneladas de basura arrastraron a una veintena de trabajadores en el principal basurero de la ciudad, ubicado en la periferia sur, un accidente en el que perecieron seis personas y una decena quedaron desaparecidas.

Tras el suceso, 23 niños quedaron huérfanos y la Secretaría de Bienestar Social de la Presidencia prometió entregarles unos 40,5 dólares mensuales a cada uno en este año.

ec/cas/rs

Otras noticias

Contenido patrocinado