Buscar

En directo
Siga el partido de LaLiga Santander entre Real Sociedad y Atlético de Madrid

Operación militar colombiana de rescate de rehenes puesta en duda (medios)

AFP
4/07/2008 - 21:46

Algunos medios cuestionaron este viernes la operación de rescate de los rehenes colombianos, entre ellos Ingrid Betancourt, afirmando que se trató de una puesta en escena para ocultar el pago de una importante suma a la guerrilla de las FARC, mientras que otros sostienen que fue realizada por extranjeros.

El gobierno colombiano no pagó "un solo centavo" por la liberación de rehenes, aseguró el viernes en declaraciones a la radio privada La W el comandante de las fuerzas militares colombianas, general Freddy Padilla, en respuesta a una información difundida por la Radio Suiza Romanda (RSR).

El mando militar más alto del ejército colombiano agregó que habría sido preferible que el custodio de los rehenes, el guerrillero "César", hubiera aceptado millones de dólares, porque eso demostraría la descomposición en las filas de las FARC.

El viernes, en una conferencia de prensa en el Palacio del Elíseo en París, sede de la presidencia francesa, la ex rehén franco-colombiana Ingrid Betancourt fue interrogada sobre las afirmaciones de la RSR según las cuales Estados Unidos habría pagado 20 millones de dólares para la liberación de los rehenes y que el rescate fue una "puesta en escena".

Con "lo que vi durante la operación, francamente, no creo que me puedan engañar fácilmente. No. No creo que haya sido una puesta en escena", afirmó Betancourt.

"Había tensión y muchísimo estres, a un punto tal que mis camaradas no querían subir al helicóptero" porque "teníamos la impresión de que era una trampa", explicó.

En junio, el presidente colombiano Alvaro Uribe anunció haber sido contactado por importantes miembros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC, marxista) para liberar por medio de un pago a los rehenes, que serían luego acogidos por Francia, según dijo.

Por su parte, periodistas de la revista Semana sostienen que la rendición mediante un pago a los secuestradores de las FARC fue transformada en una audaz y minuciosa operación de comandos militares del gobierno de Uribe, quien defiende la política de firmeza contra la guerrilla.

El miércoles, el ministro colombiano de Defensa Juan Manuel Santos explicó que el rescate de los rehenes había sido fruto de la infiltración de un agente de inteligencia en la dirección de las FARC.

Uribe encargó en los últimos años a Francia, Suiza y España una misión de mediación con la guerrilla, cuyos dos representantes, el ex cónsul francés Nöel Saez y el diplomático Jean-Pierre Gontard, se encontraban esta semana en Bogotá.

El diario opositor El Espectador afirmó este viernes que los dos emisarios europeos encargados de contactar a las FARC habrían sido manipulados por el gobierno de Uribe para desviar la atención de los rebeldes, mientras se preparaba la operación de rescate de Ingrid Betancourt, tres estadounidenses y otros 11 rehenes.

La polémica también surge con respecto a una supuesta ayuda extranjera a los militares colombianos, principalmente de origen estadounidense e israelí, que desmiente el ministro Santos asegurando que la operación "fue 100% colombiana" y que Washington "no jugó ningún papel" en ella.

Previamente la portavoz de la Casa Blanca, Dana Perino, indicó que su país estaba "al corriente (del operativo) durante la fase preparatoria" y el embajador estadounidense en Bogotá, William Brownfield, anunció que Estados Undios sólo brindó "apoyo técnico y de inteligencia".

Asimismo, dos funcionarios israelíes afirmaron el viernes que Jerusalén participó en la operación de liberación de rehenes.

luc/cap/cd

Otras noticias

Contenido patrocinado