Buscar

DESTACAMOS
La policía halla ADN de al menos tres personas en la vivienda de Alcanar que sufrió la explosión

Dimite el embajador español en Londres, tras resurgir polémica de cuando era ministro

AFP
12/01/2017 - 21:04

Federico Trillo, embajador de España en Londres, anunció este jueves su dimisión tras reactivarse la polémica sobre un accidente de avión ocurrido en 2003, cuando era ministro de Defensa, en el que murieron 62 militares españoles.

Trillo se adelantó a su cese, previsto en breve por el gobierno de su partido, el Partido Popular del presidente Mariano Rajoy, junto al de otros diplomáticos. Y lo hizo para "no interferir en la acción de gobierno", según dijo a la prensa en la embajada.

"Ya puedo anunciarles que así se producirá mañana por los cauces establecidos", explicó, sin vincular su inminente partida a la polémica, sino al hecho de que ya cumplió allí los cuatro años de su misión.

Trece años después del accidente en Turquía en el que murieron 75 personas, entre ellas 62 militares españoles, un dictámen reciente de un órgano oficial apuntó a la responsabilidad del ministerio que encabezaba Trillo, por no haber respondido a las dudas y temores que existían sobre la vetustez del avión Yak-42 de fabricación rusa y operado por una empresa ucraniana

Según el dictámen del Consejo de Estado, órgano consultivo supremo del gobierno español, "pudieron ser advertidas circunstancias que habrían llamado a la adopción por los órganos competentes de medidas que pudieran haber despejado el riesgo que se corría".

Al accidente le siguió otro escándalo que indignó a las familias: los errores cometidos en la identificación y entrega de los cuerpos de 30 víctimas.

En los últimos días, Trillo había recibido una fuerte presión para dejar la embajada. Los partidos de oposición habían pedido el cese "fulminante" al gobierno del PP, e incluso este jueves, los socialistas dijeron que Trillo "dimite tarde y mal", según su portavoz parlamentario Antonio Hernando.

El miércoles, la actual titular de Defensa, María Dolores de Cospedal, reconoció además la responsabilidad política de su ministerio en el accidente. Trece años después de los hechos, era la primera vez que los conservadores asumían dicha responsabilidad.

El reconocimiento formulado por Cospedal es puramente político, ya que no tendrá consecuencias pecuniarias ni penales, puntualizó la ministra, recordando que los familiares de las víctimas ya fueron indemnizados.

al-avl/mck/mb


Otras noticias

Contenido patrocinado